163
163

La espía rusa que se unió el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) durante cuatro años fue ejecutada por el grupo terrorista al ser descubierta por los yihadistas.

Conocida como "la viuda negra", Elvira Karaeva, de 28 años, tuvo cuatro maridos terroristas. Todos ellos murieron en circunstancias misteriosas, según los informes.

De acuerdo a lo consignado por Daily Mail, la espía rusa se infiltró en el grupo terrorista en un enclave de la región rusa del Cáucaso. Durante cuatro años entregó información que permitió abatir a siete yihadistas.

El Estado Islámico la calificó de "viuda negra" al acusarla de haberse casado con cuatro extremistas islámicos con la intención de asesinarlos.

 163
163

Aslanbek Saraliyev, su primer marido, se casó con Karaeva en la República de Chechenia, a los 19 años, y murió durante una caminata que emprendieron ambos en un bosque.

Adam Shakhbiev, su segundo esposo, fue asesinado en un taxi, mientras que Arthur Amriev, su tercer marido, desapareció.

Su más reciente pareja, Abu Muslim, también combatiente del Estado Islámico, murió a causa de una intoxicación.

LEA MÁS:

"La apóstata Elvira dio información a los servicios especiales acerca de nuestros hermanos y hermanas que libran la yihad en la provincia del Cáucaso", señaló el blog de ISIS Istok, difundido en idioma ruso.

"Debido a sus acciones despreciables y estrechos contactos con los servicios especiales rusos, muchos de nuestros hermanos y hermanas se convirtieron en mártires", agregó la publicación, citada por Fox News.

 163
163

Según los últimos informes, Karaeva habría sido ejecutada después de que ISIS interceptara un audio en el cual ella admite su cooperación para la inteligencia rusa.

Hasta el momento Moscú no confirmó su asesinato.