AP 163
AP 163

Para justificar estas sanciones, Thomas Bach, presidente del COI, hace referencia a las muestras de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y de Londres 2012, que han sido analizadas nuevamente utilizando "los métodos científicos más recientes", según precisó en un artículo publicado en el periódico francés Le Monde.

El COI había anunciado el martes pasado en un comunicado que 454 muestras de Pekín habían dado 31 controles positivos en deportistas de 12 países y de 12 disciplinas diferentes.

El martes, el organismo también precisó que estos mismos nuevos métodos de análisis habían sido aplicados en 250 muestras de los Juegos de Londres y que "los resultados serían publicados próximamente", con el objetivo de "evitar que todos los tramposos vayan a los Juegos Olímpicos de Río", según el comunicado.

Además, Thomas Bach dio crédito a las declaraciones de Grigori Rodtchenkov, ex jefe del laboratorio antidopaje ruso, diciendo que eran alegaciones "muy detalladas y por consecuencia muy preocupantes".

LEA MÁS:

Rodtchenkov, ahora exiliado en Estados Unidos, afirmó recientemente que decenas de atletas rusos, entre ellos 15 medallistas olímpicos, se beneficiaron de un sistema de dopaje supervisado por Moscú durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, disputados en 2014.

"Si la investigación (pedida a la Agencia Mundial Antidopaje, AMA) confirma la veracidad de estas alegaciones, esto revelaría una nueva dimensión chocante del dopaje, con un nivel de criminalidad sin precedentes", insistió el jefe del deporte olímpico mundial, quien precisó que el COI "reaccionaría utilizando su política de tolerancia cero".

Las sanciones podrían ir desde la "suspensión olímpica de por vida" para las personas implicadas hasta la "suspensión o exclusión de federaciones nacionales enteras", como es el caso de la federación rusa de atletismo, sancionada por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés).

Los resultados de la investigación del AMA en relación con los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi "van a influenciar mucho la naturaleza de la participación de los atletas rusos en los Juegos Olímpicos de Río", amenazó Bach en Le Monde. Una declaración preocupante para los atletas rusos, cuya participación en la megacita olímpica de la capital carioca será decidida por la IAAF el próximo 17 de junio en Viena.

 163
163

Apoyo ruso

Por su parte, Rusia declaró este miércoles que apoya la investigación y se dijo dispuesta a aportar "toda su colaboración total" a la AMA, según un comunicado del Ministerio ruso de Deportes difundido por la agencia de prensa rusa R-Sport.

Para Bach, "si se demuestra la existencia de un sistema organizado que contamina otros deportes, las federaciones internacionales y el COI tendrían que tomar una decisión difícil, entre responsabilidad colectiva y justicia individual".

Citando la posibilidad de sanciones colectivas, incluso de federaciones enteras, Bach da a entender que podría poner fin a la "presunción de inocencia" de los atletas individuales, lo que supondría una auténtica revolución en materia de lucha contra el dopaje.

"Se tendría que considerar si en el caso de estas federaciones 'contaminadas' la presunción de inocencia puede seguir aplicándose a los atletas o si la carga de la prueba puede invertirse", sugirió Bach en el mencionado diario francés. Entonces se debería pedir a los propios atletas "probar que el registro de sus controles está conforme a las reglas de su federación internacional y al código mundial antidopaje", concluyó el titular del COI.