El año pasado el popular teléfono representó para Apple casi USD 1.000 millones cada ocho días Reuters 162
El año pasado el popular teléfono representó para Apple casi USD 1.000 millones cada ocho días Reuters 162

El iPhone es el producto que mayor beneficio significa para la compañía que lo produce. Así lo determinó una investigación que indica que el año pasado el popular teléfono representó para Apple casi USD 1.000 millones cada ocho días.


En el informe, que fue elaborado por la BBC, se aclara que no se entendió por "rentabilidad" el margen de beneficio obtenido por la venta de cada unidad. Es que, de ser así, definitivamente los laureles se los llevaría un producto digital, como canciones y películas disponibles en internet. En estos casos, los costos de producción de la copia son tan bajos que la ganancia que obtiene el servicio por cada compra es muy alta.


¿Cómo se llegó a esta conclusión? Apple confirmó en 2015 que dos tercios de sus ingresos provienen de las ventas del popular teléfono. Entonces, si ese año la compañía declaró una ganancia de USD 230.000 millones, se puede afirmar que 155.000 millones corresponden a ventas de iPhones.


Resta determinar cuál fue la ganancia para la compañía. Está claro que, por motivos comerciales, la firma nunca reveló sus costos de producción y ventas. No obstante, sí se conoce que lo obtenido por el total de sus productos significó para Apple un beneficio de USD 53.000 millones, la suma más alta que una empresa consiguió en la historia sin la intervención del Estado.


Si se aplica esta misma proporción, y suponiendo que los celulares no son responsables de la totalidad de las ganancias, se puede estimar que la firma le debe USD 44.000 millones de sus ganancias al dispositivo, es decir, casi USD 1.000 millones de dólares cada ocho días.


 Shutterstock 162
Shutterstock 162

A partir de este supuesto —la BBC remarca que trabajó sobre aproximaciones—, se puede comenzar a establecer comparaciones con otros productos de la actualidad. Se conoce que el Viagra y el sistema operativo Windows representan un altísimo margen de ganancia para Pfizer y Microsoft dado que en ambos casos el costo por copia adicional es muy bajo.


En 2015, Pfizer reportó ingresos por USD 49 millones, de los cuales 1.700 se deben al Viagra. Esa ganancia, iPhone la genera en apenas 14 días. Ni siquiera su producto más exitoso de la farmacéutica, el Lyrica, es capaz de hacerle sombra al teléfono inteligente.


Coca-Cola, por su parte, declara por día ventas por USD 1.900 millones. Pero aunque en 10 horas se vendan más bebidas que iPhones en la historia, la gaseosa es mucho más barata y su fabricante destina una suma importante a la logística, para que esté disponible en cada esquina del mundo. Además, habitualmente las ganancias de la compañía no superan los USD 1.000 millones al año en toda su variedad de presentaciones.


Queda pendiente hacer la contrastación con Microsoft. El año pasado, la compañía de Bill Gates recibió USD 55.000 millones en pagos por licencias de software, se cree que la mayor parte gracias a Windows y Office. Esa suma representa más de la mitad de sus ingresos y es probable que provean la mayoría de las ganancias.


 162
162

Pero, dado que tuvo que afrontar severos gastos de reestructuración, Microsoft reportó en los últimos años alrededor de USD 20.000 millones de ganancias. Y aún si el 100% de las ganancias se le atribuyeran a Windows y Office, y se los considerara un mismo producto, no alcanzarían a superar al iPhone. Si se suman todas las ventas de ambos productos desde 1985, quedaría más cerca. El iPhone fue lanzado en 2007 y, antes de esta fecha, Microsoft tuvo ganancias de US$80.000 millones. Luego, la cifra superó los USD 150.000.


Aunque el iPhone registró ganancias por USD 44.000 millones el año pasado y lleva 9 años en el mercado, en sus primeros años de vida vendía apenas una nimia parte de lo que vende hoy en día. Por lo tanto, Microsoft Windows y Office juntos, tomados como un único producto, están más cerca del exitoso dispositivo móvil que cualquier otro producto.