Independiente se armó con grandes objetivos para este semestre, al ser el único equipo grande que no disputaba la Copa Libertadores. Sin embargo, con Mauricio Pellegrino sentado en el banco de suplentes no lograron pelear por el primer puesto en la Zona 1 y la dirigencia decidió dar un golpe de timón: afuera 'Longaniza'; adentro, Gabriel Milito.

Apenas pisó suelo argentino, Sergio Agüero fue consultado al respecto y reconoció que le metió un poco de presión al Mariscal para que acepte la propuesta: "Hablé y le dije: 'dale, agarrá. ¡No te vayas a arrugar!'". Y luego, volvió a manifestar su deseo de retornar al Rojo: "Cuando termine el contrato con el City. vuelvo. Ojalá esté él".

"Fue una liga extraña, pero Leicester fue un merecido campeón. Es increíble lo que han hecho, no lo esperábamos. Hicieron un gran equipo y por eso lograron ganar", manifestó el delantero. Los Ciudadanos finalizaron cuartos e irán al Repechaje de la Liga de Campeones. "Teníamos un gran equipo, pero no para semifinales. Sabíamos que era un paso importante de cara al año que viene. Es un gran equipo, pero todavía no está para la Champions. Por algo el club aún invierte en jugadores importantes y ahora en Pep. Espero que se adapte, él dirá la forma de jugar. Ojalá podamos avanzar", reconoció el punta.

"

Messi me dice que es impresionante

. No sólo él, todos los que lo conocen me hablan bien de él. Vamos a ver después de la Copa América", sostuvo un ilusionado Agüero. Luego, con respecto a la salida de Manuel Pellegrini, esgrimió: "Fueron tres años muy buenos, me tuvo confianza. Le estoy agradecido".