El escándalo de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) no tiene marcha atrás. Es un polvorín. El último paso lo dieron Daniel Angelici, Rodolfo D'Onofrio y Matías Lammens renunciando a sus respectivos puestos en el Comité Ejecutivo, prácticamente gestando una acefalía que podría derivar en la intervención del Gobierno Nacional. Alfredo Dagna se enteró de lo sucedido y expresó su absoluto descontento.


En diálogo con Sportia, programa que TyC Sports, el Presidente de Olimpo fue tajante con sus reflexiones y se opuso a la injerencia del poder político externo a la actividad del fútbol. "No veo motivos para la intervención. Sería una locura. Se genera un problema que no tiene que existir", dejó en claro. Al mismo tiempo, alertó sobre lo sucedido con la Federación de Kuwait, que terminó excluida del plano internacional por maniobras similares.


"Guarda con lo que hacemos y decimos. No sea cosa que tengamos sanciones serias como ellos. Entonces ahí no podríamos jugar ningún tipo de torneo internacional", afirmó. De esta manera, los clubes estarían al filo de la marginación de la Copa Libertadores, por ejemplo, y correría riesgo la participación de la Selección en las Eliminatorias y en la Copa del Mundo de Rusia 2018. Eso sí: los impulsores de la iniciativa audaz aseguran que en caso de acefalía dirigencial de AFA, es legal la intervención.


"La Superliga es interesante, ¿por qué el apuro? Primero hay que estabilizar la AFA con una nueva dirigencia"


De todas maneras, Dagna fue consultado por la salida de los representantes de Boca, River y San Lorenzo y expresó que la AFA deberá sustituirlos de inmediato, continuando con una vida normal. "Ya han renunciado en otras ocasiones. Hay un Presidente (Luis Segura) y un Vice 2º (Claudio Tapia). Hay que ser coherentes. Se cubren los puestos que se necesitan y punto. Sería ridículo llegar a una situación como la intervención", tiró.


En tanto, específicamente sobre el proyecto de la Superliga que divide a los clubes locales, Dagna aseveró que "es una idea más que interesante, potable y sería bienvenida" pero expresó su preocupación porque los ideólogos manejan tiempos distintos a los de la mayoría de los equipos de Primera. "No se entienden los apuros y las formas de llevarla adelante. Primero estabilicemos la AFA con una nueva dirigencia, no tiene sentido hacerla de acá a dos meses. Estamos poniendo el carro delante de los caballos", concluyó.





LA PALABRA DE JORGE MILANO, OTRO OPOSITOR

El Vicepresidente de Villa Dálmine, uno de los presentes en la reunión que celebraron los directivos del fútbol argentino en Ezeiza para escuchar al Jefe de la Liga Profesional de España, le tiró con munición gruesa a los grandes. "Boca y River quieren ser Real Madrid y Barcelona de Argentina. Ellos dicen que tienen a los Cristiano Ronaldo y Lionel Messi locales y que generan muchos ingresos, pero la realidad es que el fútbol argentino no está preparado para una Superliga porque los clubes, a diferencia de España, no son sociedades anónimas", detalló las razones de su negativa.


De la misma manera, resaltó que "la exposición de (Javier) Tebas fue muy buena, considera que el fútbol argentino no está bien vendido. Pero a él sólo le importa el aspecto económico".