Manuel Mosca: "La provincia de Buenos Aires es la más discriminada en el Fondo del Conurbano"

En el piso de InfobaeTV, Manuel Mosca, vicepresidente 1° de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, dijo que "todos los bloques están de acuerdo en compensar a la provincia en materia de coparticipación", y anticipó que la gobernadora María Eugenia Vidal se reunirá con los legisladores nacionales para discutir específicamente este asunto.

En relación a la sesión que el jueves habrá en la Legislatura provincial para darle sanción definitiva a la ley de Emergencia Administrativa, dijo que "es una ley que busca fortalecer el Estado y dar respuesta rápida a las necesidades de los vecinos de la provincia".

— ¿Cuánto le toca del Fondo del Conurbano a la provincia de Buenos Aires? ¿Es muy poquito, no?

— El Fondo del Conurbano, que es el 10 por ciento de todo lo que se recuauda en impuesto a las ganancias, está estimado en algo así como 42 mil o 44 mil millones de pesos, y a la provincia de Buenos Aires le toca solo 650 millones de pesos, producto de un tope que se le puso en la década del 90 para que no tuviera ingresos mayores al resto. Es un sin sentido, porque fue un fondo creado para compensar la discriminación que tenía en materia de coparticipación.

— ¿O sea que profundizó la discriminación?

— Claramente, producto de este fondo que era para compensar recursos, hoy la provincia está más discriminada que antes y este fondo le juega en contra por este tope de 650 millones. Por eso, lo que hizo la Gobernadora en 5 meses de gestión es tomar este reclamo, ponerlo arriba de la mesa, buscar el consenso de todos los sectores políticos de la provincia de Buenos Aires, y gracias al compromiso del Presidente con la provincia, iniciar un proceso de diálogo.

— ¿Todos los bloques acompañan este reclamo?

— La semana pasada tuvimos una reunión con el ministro de Economía, Hernán Lacunza, con el ministro de Gobierno, Federico Salvai, y con todos los sectores políticos de la provincia de Buenos Aires. Este es uno de los pocos temas en que hay absoluta unanimidad en todos los bloques de la necesidad de que Buenos Aires recupere fondos para salir de esta discriminación. Hoy, la provincia de Buenos recibe per cápita 6000 pesos, en promedio, las demás provincias reciben 21.000 pesos. Esto significa que hay menos plata para hacer rutas, para hacer cloacas, para hacer obras, y eso se nota. Si la provincia de Buenos Aires hubiera recibido los fondos sin ese tope hubiera tenido más de 100 mil millones de pesos, que si se le suma el 15 por ciento que va al ANSES, andaría en 180 mil millones de pesos. Eso significa que la provincia, con una buena gestión enfatizada en la obra pública como la que hace Vidal, más parecida a la provincia de San Luis o a la Ciudad de Buenos Aires, que a la que vemos hoy, tan atrasada en materia de infraestructura.

— ¿Por qué cree que en 12 años de kirchnerismo no se hizo nada para salir de esta discriminación?

— Hay dos planos distintos. Por un lado, un gobierno nacional como era kirchnerismo que quería someter a la provincia por una cuestión de rivalidad política con el ex gobernador. Y, por el otro, con una estrategia del ex gobernador de pasar desapercibido, de invisibilizar la gestión, de no hacerse cargo de los problemas, dejar que Nación resuelva, y flotar en su imagen política con un objetivo focalizado para llegar a la Casa Rosada. La gobernadora Vidal le da mucho volumen al gobierno provincial, el Presidente está en la misma sintonía de entender la necesidad que tiene la Provincia de tener un Estado muy robusto, que se haga cargo de resolver los problemas de los vecinos, así que estamos en un momento que seguramente va a desembocar en mayores fondos.

— ¿El FpV también respalda este reclamo?

— En los próximos días va a haber una reunión de Vidal con los legisladores nacionales de todos los sectores nacionales, y entendemos que hay consenso. Pero hay que hacer una salvedad. Lo importante, el dato político para la gente, es que hay una voluntad política entre el Gobierno nacional y el provincial de poner el tema en agenda y tratar de resolverlo. El instrumento, si es una modificación de la ley que regula el impuesto a las ganancias, o alguna otra manera, es secundario. Cuando está la voluntad política, la herramienta se va a encontrar. Cualquier dirigente político con compromiso en la provincia coincide en la necesidad de recuperar esos fondos. Todos están en la misma línea.

— En relación a la sesión que esta semana está prevista para darle sanción definitiva a la ley de emergencia administrativa en Diputados, ¿hay dificultades en la construcción de consensos?

— Es una ley importante para la gobernadora, porque significa modernizar el Estado, achicar tiempos en la contratación de bienes y recursos humanos, y representa la posibilidad de tener más y mejor estado, con mayores programas y proyectos. Estamos trabajando para poder sancionarla el jueves con el acompañamiento del Frente Renovador y sectores del peronismo.

— ¿Qué quiere decir emergencia administrativa?

— Es una legislación que traer achicamiento en los plazos de contratación, por ejemplo, para tener el Estado con capacidad de dar respuesta en un plazo mucho más corto en licitaciones, que suelen durar entre 9 y 12 meses. Encontramos tan mal la provincia de Buenos Aires, que no nos podemos dar el lujo de esperar eternamente la resolución de los problemas. La gobernadora tiene un enorme compromiso con los vecinos y quiere tener esta herramienta para resolver los problemas.