Javier Pinola, a los 33 años, atravesaba uno de los momentos más prósperos de su carrera hasta que una inesperada lesión cruzó su camino. En la Ida contra Atlético Nacional, el defensor duró poco más de un minuto en cancha, tras sufrir una fractura cerrada de la tibia derecha a raíz de una patada de Felipe Aguilar.


A cuatro días de esa acción, el ex Chacarita, Atlético Madrid, Racing y Núremberg ingresó al quirófano para ser intervenido. La operación fue un éxito y ahora comenzará el proceso de recuperación que le demandará entre cuatro y seis meses hasta volver a un campo de juego.


Esto lo dejará afuera de una virtual definición de Semifinales de Copa Libertadores (Rosario Central debe jugar el jueves en Colombia) y también de la Copa América Centenario, teniendo en cuenta que formaba parte de la lista preliminar del Tata Martino.


"Muchísimas gracias de todo corazón por los mensajes de aliento y ánimo. Yo estoy feliz por el gran triunfo...Porque este gran grupo de lo merece más que nadie. ¡Todos juntos vamos a luchar!, Con mucho cariño, Pino25", subió a su cuenta de Instagram junto con algunas fotos en el Sanatorio Mapaci de Rosario.


A pesar de que el lateral es la segunda baja de Martino para la Copa América (Pablo Zabaleta fue el primero y también se esperan noticias de Javier Mascherano), su ánimo es más que positivo según confesó el propio Chacho Coudet tras el choque de su equipo ante Quilmes. "A Pinola lo llamás para ver cómo está y te levanta el ánimo a vos. Es un loco", contó.


EL MOMENTO DE LA LESIÓN DE PINOLA