Falsa bomba de Old Trafford: el alcalde de Manchester tildó de "fiasco" el incidente

 Reuters 163
Reuters 163

El objeto tenía la intención de poner a prueba las habilidades de los perros policía, pero llevó a evacuar el estadio y a aplazar el partido, correspondiente a la última fecha de la Premier League. El encuentro, finalmente, se jugará este martes 17 de mayo.

"Es escandaloso. Este fiasco ha causado problemas enormes a los aficionados que habían venido de muy lejos, malgastado el tiempo de muchos oficiales y artificieros del Ejército y puesto en peligro numerosas vidas de manera inútil, porque la evacuación de decenas de miles de personas de un estadio siempre tiene sus riesgos", dijo este lunes el alcalde de la ciudad de Manchester, Tony Loyd, en un comunicado.

"Es sencillamente inaceptable que haya ocurrido algo así. Hay que saber cómo ha sucedido, por qué ha ocurrido y quién será responsable", dijo el alcalde, que pidió una investigación meticulosa sobre el incidente.

 Reuters 163
Reuters 163

Al estadio, con capacidad para 75.600 personas, habían acudido 20.000 que fueron evacuadas al descubrirse el artefacto sospechoso 20 minutos antes del inicio del partido en los baños ubicados bajo las tribunas Alex Ferguson y Stretford End. Durante el desalojo, hubo "tensión", según explicó a una radio española Ander Herrera, centrocampista del Manchester United.

Unas tres horas más tarde, los artificieros del Ejército británico provocaron la "explosión controlada" del artefacto, que un empleado del estadio describió a la cadena BBC como un teléfono móvil conectado a los conductos de gas.

Minutos más tarde, en dos tuits, la Policía de Manchester precisó que el objeto "se parecía muchísimo a un artefacto explosivo".

Finalmente, John O'Hare, número dos de la Policía de la ciudad, reveló que en realidad no había ningún peligro.

 Reuters 163
Reuters 163

"Hemos descubierto que se trataba de un aparato para entrenarse, utilizado para poner a prueba a los perros policía y olvidado ahí por una empresa privada. Pero la apariencia del aparato era completamente real, y la decisión de evacuar era la única que podíamos tomar para garantizar la seguridad de la gente", explicó.

La Policía precisó que el objeto fue "olvidado tras un ejercicio de seguridad" en el estadio, efectuado cuatro días antes.

La semana pasada, la policía de Manchester organizó un amplio ejercicio antiterrorista en el barrio de Trafford, en el que un falso suicida islamista gritaba "Allahu Akbar" (¡Alá es Grande!) antes de hacerse estallar.

El objetivo de la operación era poner a prueba la capacidad de respuesta de las fuerzas de seguridad ante un ataque como el del 13 de noviembre pasado en el Stade de France, cerca de París.

LEA MÁS: