Luego de la anunciada salida de Mauricio Pellegrino de Independiente y el desembarco del ídolo Gabriel Milito, las esperanzas se renovaron por completo en el Mundo Rojo. La llegada de un hijo pródigo de la casa provocó una ilusión desmedida tanto en los hinchas como en los dirigentes. Y fue Pablo Moyano, vocal e hijo del presidente Hugo, quien lo dejó de manifiesto.

"Ya estamos planificando el futuro. El contrato de Milito será por un año y medio, pero ojalá se quede varios años más. Está con unas ganas bárbaras de agarrar ya. Está todo armado para que la semana que viene sea presentado oficialmente", anunció el directivo en diálogo con Un Buen Momento de La Red.

Mientras que habló, lo justo y necesario, del Rojo que se viene: "Cada vez que hay un recambio de técnico se piden refuerzos. Él primero va a evaluar los jugadores que están en Independiente y los que van a volver. Seguramente algunos jugadores nos va a pedir".

"Creo que es el momento justo de Milito, es un tipo que conoce el club como la palma de su mano. Viene con un solo objetivo, darle un campeonato a Independiente y creo que se lo va a dar", expresó el esperanzado Moyano. Y añadió: "Con un club ordenado los éxitos van a venir solos. Ojalá que a fin de año estemos festejando un titulo de Independiente".

Finalmente, el vocal habló también de la partida del Flaco con algo de congoja: "Fue media triste la despedida de Pellegrino, si bien hizo un buen porcentaje de puntos no se alcanzaron los objetivos. En este caso Independiente tuvo tres competencias, se sacó una alta cantidad de puntos, pero lamentablemente no se lograron objetivos. Nos dio pena no renovar el contrato de un tipo laburador... O no le llegaba a los jugadores o no podía encontrar el equipo. Cuando no se cumple un objetivo lamentablemente pasa esto".