El emotivo funeral de Charles Keating, el soldado asesinado por el Estado Islámico en Irak

 Reuters 163
Reuters 163

El SEAL de la Armada estadounidense Charles Keating murió en combate contra el Estado Islámico este mes, convirtiéndose en el tercer estadounidense en servicio muerto en Irak desde que las fuerzas retornaron allí en 2014. Sus restos descansarán en el cementerio nacional de Fort Rosecrans en San Diego, donde será enterrado como principal contramaestre, el rango que recibió después de su muerte.

El soldado de 31 años, que creció en Phoenix, "era un SEAL dedicado y profesional, un verdadero guerrero", según lo recordaron sus compañeros en un comunicado.


 Reuters 163
Reuters 163

"El legado que deja para sus compañeros SEAL y para aquellos que lo conocieron es inconfundible", agrega el texto. "Murió valientemente, haciendo lo que amaba y en lo que creía".

"Dio su vida para salvar la de otros", dijo emocionado su hermano Billy, que también se enlistó para ser un SEAL.

  163
163

La muerte de un comando del grupo SEAL de élite de la Marina a manos de terroristas puso de relieve los riesgos crecientes que enfrentan las tropas estadounidenses en Siria e Irak, a medida que se aproximan al frente yihadista.

El SEAL caído había visitado un campamento peshmerga cerca de Tal Asquf, a unos cinco kilómetros del frente. Oficiales estadounidenses dijeron simplemente que había muerto por "fuego directo".

  163
163

Un vocero estadounidense, el coronel Steve Warren, explicó que al momento de la visita, los yihadistas –cuyas filas se encontraban a 3,5 km– lanzaron una ofensiva mortífera "bastante compleja" con camiones bomba, decenas de vehículos y "al menos 125 combatientes".

Cuando la unidad de "fuerza de reacción rápida" –llamada por los consejeros estadounidenses– llegó al lugar, Keating ya había muerto de un tiro yihadista.

  163
163

Desde el comienzo de la campaña, los militares estadounidenses y sus socios de la coalición lanzaron más de 12.000 ataques aéreos contra el autoproclamado Estado Islámico y el Pentágono desplegó unos 5.000 efectivos en Irak.

LEA MÁS: