Mientras trabaja en la preproducción de Jackie, película que explorará la vida de Jackie Onassis días después del asesinato del expresidente John F. Kennedy en 1963, Pablo Larraín presenta su nuevo largometraje Neruda, ambientado entre 1946 y 1948, retrata el período en el que el poeta latinoamericano (por entonces senador) tuvo que huir de las autoridades chilenas, acusado de comunismo y de injuriar al entonces presidente Gabriel González Videla.

El mexicano Gael García Bernal, ganador del Globo de Oro por su actuación en la serie Mozart in the Jungle, encarna a Oscar Peluchonneau, jefe máximo de la policía civil de Chile y encargado de liderar la búsqueda de Neruda, que en su travesía vivió en clandestinidad entre Santiago, Valdivia y la comuna de Futrono hasta que, de la mano de Pablo Picasso, aterrizó como exiliado político en Europa.

El encargado de meterse en la piel del poeta trasandino, premio Nobel de Literatura y considerado entre los más destacados e influyentes artistas del siglo XX, es Gnecco. La argentina Mercedes Morán da vida a la segunda esposa del protagonista, la pintora Delia del Carril.

"Imaginamos y filmamos una película sobre una novela que nos habría gustado que Neruda hubiese leído. Hicimos una historia épica y fabulosa. Deslenguada y literaria. Una interpretación de los poemas del genio. Una persecución creativa. Lo pasamos muy bien haciéndola y ahora nos toca la maravilla de compartirla", declaró Larraín con respecto a su sexto largometraje, coproducción entre Chile, Francia, España, Argentina y Estados Unidos.