163
163

El conflicto sigue haciendo estragos en todo el continente de Siria. El régimen del dictador Bashar al Assad atacó el bastión rebelde en la Guta oriental cerca de Damasco. Por su parte, Al Qaeda y sus aliados tomaron una pueblo en el centro del país.

En Alepo, la segunda ciudad del país, el alto el fuego temporal impuesto hace una semana expiró a medianoche, sin ser prolongado.

Durante la noche, dos rebeldes murieron en un bombardeo en el barrio de Al Shaar según indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. La información de defensa civil indica que dos barriles explosivos fueron lanzados por el ejército del aire en un barrio rebelde, sin causar víctimas.

Casi 300 personas murieron en Alepo en los combates que desde el 22 de abril rompieron el alto el fuego instaurado en Siria el 27 de febrero, impulsado por Moscú y Washington.

Tras este fracaso, el conflicto volverá a ser el tema central de la reunión del Grupo Internacional de Apoyo a Siria, copresidido por Rusia y los Estados Unidos, el 17 de mayo en Viena, en un momento en que Moscú y Washington prometieron "redoblar esfuerzos" para hallar una solución política al conflicto sirio.

El coordinador de la oposición, Riad Hijab, declaró a la agencia de noticias AFP que "hace cinco años que el pueblo sirio muere. Queremos actos, y no sólo palabras, por parte de nuestros amigos".

"Esperamos que los Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Alemania y los otros (países) actúen en el terreno", advirtió, y recordó que los rebeldes luchan contra el régimen y sus aliados.

El alto el fuego temporal impuesto hace una semana expiró a medianoche y no fue prolongado

Hijab reclamó armas antiaéreas para defenderse de los bombardeos y también medidas contra el régimen, que cuenta, según él, con el "visto bueno para continuar sus abusos".

En el sur, se producen combates entre los rebeldes y los yihadistas del grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) mientras que la localidad de Daraya se prepara para recibir su primera ayuda en cuatro años de asedio.

El régimen se negó hasta ahora a permitir el envío de ayuda a Daraya, un feudo rebelde muy simbólico para la oposición porque lleva cuatro años resistiendo al régimen. La ciudad fue una de las primeras en rebelarse contra Bashar al Assad cuando la revolución empezó en marzo de 2011.

Los extremistas de ISIS dieron en los dos últimos días un importante revés al ejército sirio al aislar la ciudad de Palmira, pocos días después de que el régimen y sus aliados rusos celebraran la reconquista de esa ciudad antigua.

LEA MÁS: