Desde su vuelta a Independiente, mucho se habló de la relación entre Germán Denis y Mauricio Pellegrino. De hecho, el DT nunca le terminó de dar la titularidad. En diálogo con Fox Sports Radio, el delantero se refirió a esto y si bien negó haber tenido un problema, sí reconoció que no se sentía cómodo

"Su idea era otra y optaba por otros jugadores. Por eso me sentía un poco aislado y con menos apoyo por la manera de jugar", expresó el Tanque. Por supuesto, de inmediato aclaró que no tenían una mala relación: "En los últimos tiempos se hablo de una camarilla para con el técnico y la realidad es que la relación que teníamos era buena. El técnico tiene todo el derecho a optar y dar su punto de vista. Había que respetarlo".

Sobre su retorno a la Argentina, aseguró que su idea era "venir y sumar" y que Pellegrino fue quien lo tentó a volver. Siendo autocrítico, admitió que aún no encontró su mejor forma: "Él me mandó mensajes y me pidió que venga, pero no fui el Denis del Atalanta y no estuve de la mejor forma; por eso estoy con más ganas todavía".

"No fui el Denis del Atalanta; por eso estoy con más ganas todavía"

"En ningún momento me arrepentí de volver. Yo sabía que podía pasar esto. No voy a decir me siento defraudado, simplemente nos tocó una Zona difícil, donde no arrancamos bien y no pudimos. La verdad que fui muy puteado, pero eso sirve para dar más. Trataré de dar lo mejor para el próximo campeonato", agregó.

Para terminar, habló de la Copa Libertadores, certamen donde podrá clasificarse Independiente sólo si logra la Copa Argentina, y le tiró toda la presión a Boca: "Está acostumbrado a estos tipos de torneos donde siempre se hizo fuerte. Creo que va a llegar hasta la Final. Rosario Central si mantiene el juego tiene posibilidades también. Ojalá pueda alguno de los dos llegar a la Final, porque nos valoriza como argentinos".