La Unidad de Información Financiera (UIF) le solicitó al juez federal Sebastián Casanello la inhibición general de bienes y el congelamiento de las cuentas bancarias de 28 empresas de Lázaro Báez y de otros acusados en la causa por lavado de dinero.

Fuentes judiciales dijeron a Infobae que la UIF, que actúa como querellante en el expediente, hizo el pedido para garantizar el recupero de activos. Antes de resolver, Casanello le pidió al fiscal Guillermo Marijuan que dictamine sobre el pedido.

La UIF solicitó la inhibición de bienes y el congelamiento de las cuentas de Austral Construcciones; Gotti S.A y Kank y Costilla, ambas de Báez; de S.G.I., la financiera de Daniel Pérez Gadín, y de Helvetic Service Group, entre otras. Se trata de las principales empresas que están vinculadas a la operatoria de lavado de dinero por la que Lázaro Báez está preso y procesado. También están procesados su hijo Martín Báez y Daniel Pérez Gadín, y están imputadas otras personas vinculadas a esas compañías.

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Indagatoria

En la causa continuaron hoy las indagatorias sobre los 208 millones de pesos que Austral recibió de Helvetic y que la Justicia sospecha que se trató de una maniobra de lavado de dinero de la empresa de Báez. Claudio Bustos, contador de Austral Construcciones, fue una de las personas que endosaron los cheques por los que se depositaron los millones de pesos y por eso fue citado a indagatoria.

Bustos hizo una exposición oral ante el juez pero se negó a contestar preguntas. El abogado dijo que él no tomaba decisiones en la empresa y que la operación con Helvetic fue bancarizada, por lo que no le generó ninguna sospecha.