El senador y su esposa, Jane Sanders, durante un acto el martes AP 163
El senador y su esposa, Jane Sanders, durante un acto el martes AP 163

El senador Bernie Sanders se adjudicó este martes la primaria demócrata en el estado de Virginia Occidental, un resultado que no altera sustancialmente la casi insuperable ventaja de la favorita Hillary Clinton, según las cadenas televisivas.

El senador por Vermont obtenía 48% de los votos contra 43% de Clinton, tras contabilizarse el 16% de los centros electorales en este estado montañoso golpeado por el desplome de la minería del carbón.

Pese a la derrota en este estado, la ex jefa de la diplomacia estadounidense sigue más cerca de la meta de los 2.383 delegados requeridos para obtener la investidura del Partido Demócrata para las elecciones generales de noviembre.

 AP 163
AP 163

Trump gana sin rivales

El magnate Donald Trump ganó este martes por un amplio margen en Virginia Occidental, en las primera votación primaria del Partido Republicano en las que él fue el único candidato tras la retirada de sus rivales, según las proyecciones de los principales medios. Además, también triunfó en Nebraska, donde los votantes de Ted Cruz todavía representaban a un importante sector.

Aunque Trump era el único candidato en carrera entre los conservadores tras la retirada la semana pasada del senador por Texas Ted Cruz y del gobernador de Ohio, John Kasich, los electores podían seguir votando por ex aspirantes que ya no compiten, por lo que el magnate neoyorquino aún corría el improbable riesgo de no ganar.

La victoria en Virginia Occidental, uno de los estados más pobres de EEUU, mayoritariamente blanco y con fuerte dependencia de la decadente industria minera, permitirá a Trump sumar la mayoría de los 34 delegados en juego en ese estado y seguir avanzando hacia los 1.237 que todavía necesita para lograr la nominación republicana de forma automática en julio.

LEA MÁS:

Trump se convirtió en el único aspirante en liza y en el candidato virtual del Partido Republicano para las elecciones presidenciales de noviembre próximo en EEUU el pasado miércoles, cuando se retiró Kasich, un día después de que Cruz hiciera lo mismo al perder frente a Trump en el estado clave de Indiana.

La nominación de facto de Trump no ha sentado bien entre todas las facciones de los republicanos, y varios cargos tanto electos como orgánicos, así como antiguas figuras destacadas de la formación han anunciado públicamente sus dudas con respecto al magnate e incluso han aseverado que no le apoyarán en noviembre.

Además de Virginia Occidental, los republicanos también votan hoy en Nebraska, una contienda que podría llegar a dar una sorpresa, ya que Cruz era, antes de retirarse, el gran favorito allí, por lo que no es del todo descartable que este consiga la victoria pese a no competir ya oficialmente en la carrera.