Martín Cabrales se mostró preocupado por la inflación y manifestó que "no se observa un probema en el nivel de empleo". Con respecto a la llamada ley antidespidos estimó que "perjudicará a la empresa grande, mediana o pequeña. Es un problema que nos abarca a todos".

- ¿Que le pareció la convocatoria a empresario que hizo el presidente Mauricio Macri?

- La convocatoria fue muy buena, tuvo una gran respuesta, había muchos empresarios porque todos, creo, tenemos la obligación de dar empleo y de mantener las fuentes de trabajo, y es nuestra función la de generar riqueza. Lo que firmé ayer, un acuerdo-compromiso, es lo que venimos haciendo día a día en nuestras empresas. Cada empresario se comprometió en un plazo de 90 días de mantener la plantilla salarial y a tomar gente si puede e invertir en el país.

Martín Cabrales: "No se observa un problema en el nivel de empleo"

- ¿Cual es la mayor preocupación que tiene hoy un empresario?

- En esta Argentina lo que más nos asusta es la inflación, hablar de suba de precios promedio de 6% o 7% para abril y proyectar y trabajar con esos números es realmente preocupante. También nos preocupa el tema social, la pobreza; los más carenciados; los que van perdiendo poder adquisitivo; los que se quedan sin trabajo, pero no veo hoy en día que el tema del trabajo sea un gran problema. Creo que el principal problema para atacar es la inflación. Yo lo veo preocupado al presidente Mauricio Macri por el tema social y ayer lo demostró nuevamente. Para un empresario es un placer tomar gente, nos disgusta echar gente, nosotros no estamos para eso.

- ¿Cuál es su opinión de la llamada ley antidespidos?

- En eso estoy de acuerdo con el presidente Mauricio Macri. Hay que crear las condiciones favorables para que lleguen más inversiones. Pero con la posibilidad de una doble indemnización por los despidos esto no es favorable para la inversión. Montar una fábrica o dar más empleos con esa doble indemnización no es muy favorable, no hablemos de una empresa grande, hablemos de una que tiene 2 o 4 empleados y tiene que tomar más gente. Eso genera inseguridad; miedo en la inversión; no crear una fuente de trabajo, una fábrica o un pequeño comercio.