Rápido de reflejos, Pablo Moyano intentó disipar la incertidumbre que reina en el Mundo Independiente luego de la salida anticipada de Mauricio Pellegrino (tenía un contrato firmado hasta el 30 de junio) y anunció que Gabriel Milito, uno de los últimos ídolos de la institución, se hará cargo del equipo en los próximos días.


En diálogo con Estudio Fútbol, programa de TyC Sports, el hijo del Presidente fue categórico con su pálpito. "Milito va a ser el próximo director técnico de Independiente", manifestó. Todavía no hubo una reunión entre las partes, pero el directivo explicó que las conversaciones no deberían ser demasiado extensas para resolver las formalidades del arreglo. "Tendremos una charla y de no pasar nada raro, va a asumir él", añadió.


"A Milito le vamos a dar todo lo que necesite para que pueda desarrollarse sin problemas y así buscar los objetivos que tenemos", expresó el Vocal de la Comisión Directiva, con la idea de recibir con los brazos abiertos al Mariscal ¿Y los cruces entre ellos del pasado? Parecen haber quedado en el olvido e incluso se mostraron juntos en la exposición de las obras en el Centro de Alto Rendimiento de Villa Domínico.


Consultado por las razones para optar rápidamente por el Gaby, cuando Jorge Sampaoli fue otro de los nombres que picaron en punta, Moyano enumeró lo que era vox pópuli. "Lo queremos por su identificación, por todo lo que hizo y por su idea. Creo que vamos a acordar esta semana o la otra. Es notorio su amor por el club", sostuvo.


Por otro lado, aseguró que "Pellegrino se va porque no se cumplieron los objetivos", le pegó a su paladar futbolístico porque "yo no coincidía con el plan de jugar con un solo delantero" y pidió reconocimiento por el trabajo dirigencial ya que "agarramos a un club quebrado, pero mejoramos mucho y solamente nos falta en lo deportivo".