Gesto oficial a los gremios: prometen el fin de los aumentos y adelantan debate por Ganancias

La relación de Mauricio Macri con los gremios atraviesa tal vez su peor luego de que los sindicalistas se negaran ayer a acompañar el compromiso de las empresas para "no reducir su plantel de empleados". Para distender, el gobierno salió hoy a anunciar que adelantarán el debate para modificar el Impuesto a las Ganancias y prometió que no aplicarán más subas de tarifas en lo que queda del año.

El encargado de transmitir los anuncios fue el ministro de Interior, Rogelio Frigerio. El economista confirmó que ya tienen casi listo el proyecto para reformular la tasa que se cobra a los altos ingresos a partir de 2017.

"Vamos a hacer una ronda de consultas con los sectores involucrados y en los próximos días, cuando lo tengamos listo, lo mandaríamos a Diputados", adelantó, en diálogo con radio La Red.

Frigerio fue también el encargado de informar que el Estado no tiene previsto aplicar más aumentos de tarifas en lo que queda del año. Al terminar el reportaje, el periodista Luis Novaresio le preguntó si todavía tenían previsto aplicar subas en el segundo semestre. Su respuesta fue un "no" tajante.

Más allá de los gestos hacia el sindicalismo, Macri sigue firme en su intención de vetar el proyecto que prohíbe los despidos por 180 días en caso de que sea convertido en ley por el Congreso.

Frigerio: "En los próximos días mandaríamos el proyecto de Ganancias a Diputados"

"El Presidente está en el lugar que está para hacer las cosas que tiene que hacer según su consciencia. No está para quedar bien o tomar políticas demagógicas", confirmó Frigerio.

Mientras tanto, el debate por la ley sigue su curso: este mediodía, un plenario de comisiones de Diputados recibirá a representantes de Pequeñas y Medianas Empresas (PyME) para escuchar sus argumentos. Mañana, en tanto, el principal orador será el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

Con el kirchnerismo a la cabeza, parte de la oposición aspira a que el proyecto obtenga dictamen este miércoles y sea tratado al día siguiente en Diputados. Pero para eso necesita los votos del massismo, que aún no definió si acompañará el pedido. Si no lo hace, lo más probable es que el debate del proyecto pase para la semana que viene.

Si la Cámara baja termina por aprobar la iniciativa con modificaciones, la discusión podría extenderse aún más, ya que el texto deberá regresar al Senado para ser ratificado o rechazado.

LEA MÁS: