El compromiso firmado por el Gobierno y los empresarios para suspender los despidos por 90 días no conformó a la oposición, que encolumnada detrás del kirchnerismo cuestionó el anuncio del Presidente e insistió en avanzar con la ley del cepo laboral en el Congreso.


"El anuncio es medio engañoso, porque una cosa es no reducir la plantilla y otra cosa sería reemplazar a los viejos por los nuevos", opinó Héctor Recalde, titular del bloque de Diputados del Frente para la Victoria.


"Quiero saber si el Estado también se comprometió a no cesantear", se preguntó Recalde en diálogo con C5N, y planteó continuar con el proyecto antidespidos que ya tiene media sanción del Senado.


En tanto, el titular del PJ y vicepresidente de la Cámara de Diputados, José Luis Gioja, afirmó que

"una vez más el país asiste a un acuerdo entre el Gobierno y las empresas para evitar despidos cuando en el Parlamento avanza un proyecto para darles estabilidad a los trabajadores con fuerza de ley".

Desde el massismo también insistieron en que el debate debe darse en el Congreso y advirtieron sobre la real aplicación del acuerdo compromiso. Al respecto, el diputado nacional del Frente Renovador Facundo Moyano sostuvo que el acuerdo con los empresarios rubricado por el Gobierno es como "poner al lobo a cuidar el rebaño"