El candidato propuso impedir que los musulmanes entren al país por su \odio\
El candidato propuso impedir que los musulmanes entren al país por su \odio\" a los estadounidenses" EFE 163

La virtualmente inevitable nominación del magnate Donald Trump, al quedar como único candidato a presidente, lo dejó a un paso de conocer algunos de los secretos de los EEUU, como es habitual en el proceso electoral, una situación que generó suspicacias sobre cómo utilizará esos datos el polémico multimillonario.


La Casa Blanca confirmó esta semana que las agencias de inteligencia ofrecerán un informe clasificado al empresario después de que el Partido Republicano lo designe formalmente como su candidato en la convención de julio, tradición que se remonta a 1952 para los aspirantes de ambos partidos.


Trump se confesó ansioso de empezar a recibir periódicamente sesiones de información de Inteligencia

Sin embargo, el tipo de retórica incendiaria que ha usado el millonario a lo largo del período de primarias, sin comedirse en afirmaciones tan graves como llamar a los mexicanos "violadores" o "criminales", provoca suspicacias sobre el modo en que puede hacer uso de esa información de alto secreto.


El vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, fue preguntado precisamente sobre cuán preocupado está el presidente de EE.UU., Barack Obama, respecto del hecho de que Trump vaya a recibir datos clasificados. "Esas son las evaluaciones que tendrán que ser hechas por los servicios de inteligencia, y el presidente tiene plena confianza en la capacidad de nuestros profesionales" para hacerlas, respondió.


Por su parte, Trump se confesó ansioso de empezar a recibir periódicamente sesiones de información de inteligencia, en una entrevista con el diario The Washington Post, pero erró con el uso del plural, ya que sólo será en una ocasión cuando sea informado por los agentes como candidato presidencial.


LEA MÁS:

Las informaciones periódicas sobre temas de alto secreto llegan después de que el candidato, demócrata o republicano, se haya alzado con la victoria en las presidenciales.


Michael Leiter, ex director del Centro Nacional Antiterrorista, fue quien informó a Obama sobre asuntos terroristas cuando se convirtió en el candidato demócrata en 2008 y aseguró, en declaraciones al diario The New York Times, que dichas sesiones ofrecen una cantidad significativa de información importante y sensible.


"No se trata de dar una actualización sobre los temas del día, sino de diseñar un ejercicio sobre todos los temas a los se van a enfrentar; lo bueno, lo malo y lo feo de lo que se ve en el mundo y qué consecuencias puede haber en el futuro", dijo.