Shutterstock
Shutterstock

Hay personas que parecen mostrarse solidarias, que comparten sus preocupaciones, sus ilusiones, sus miedos con los amigos. Como si se tratara de una apertura emocional ante sus más queridos. Sin embargo, lo que esconden es una necesidad enorme por hablar de sí mismos. Un deseo incesante de poner las inquietudes propias por delante de las de los demás. Un verdadero narcisista.

Entonces, ¿Hay alguna manera de poder reconocer a un egocéntrico en un abrir y cerrar de ojos? La ciencia parece haber encontrado la solución ante ese dilema. Un estudio de la Universidad de Princeton reveló que es posible identificar ese trastorno de personalidad con una simple pregunta: ¿Vos sos un narcisista?

"El narcisista no hace otra cosa que vivir de la mirada y la opinión de los demás. Así es como construye su propia identidad. Por eso, no puede permitir que se habla de otra cosa que de sus experiencias personales. Sin importar el entorno, la gente que lo acompañe, ni el momento", detalló a Infobae el psicólogo Mariano Pisani.

Para la investigación, se realizó una encuesta a 2.000 personas adultas y los resultados fueron gratamente sorprendente para los realizadores.

"Generalmente no es muy efectivo preguntarles a las personas sobre sus personalidades y sus conflictos internos, pero con los narcisistas sucede algo único", explicó el líder del informe, Sander van der Linden, en la revista Psychology Today.

Shutterstock
Shutterstock

No un defecto, sí una fortaleza

Para realizar la investigación, el equipo de Van der Linden se basó en dos esquemas previos sobre el narcisismo: el Inventorio de una Personalidad Narcisista (NPI), realizado por la Asociación Americana de Psiquitaría, y la Escala de Narcisismo, desarrollada en la Universidad de Indiana.

En ambos trabajos, se realizaron bosquejos sobre la personalidad de un vanidoso a base de profundos y extensos cuestionarios a miles de individuos.

"Dados los trabajos previos, pudimos identificar que con menos preguntas era tan o más efectivo poder descifrar una personalidad narcisista".

Por ende, Van der Linden descifró que la mera pregunta "¿Vos sos un narcisista?", ya era suficiente como para definir un patrón en ese tipo de personalidad.

La pregunta "¿Vos sos un narcisista?" deja sin margen de maniobra a los vanidosos

"Los verdaderos narcisistas no ven su condición como algo malo. De hecho, están orgullosos de ello. Muchísimos estudios demostraron que los narcisistas admiten su comportamiento y se describen con felicidad como arrogantes, creídos, etc", confesó Van der Linden. Y añadió: "Los narcisistas son conscientes de que las otras personas no los ven de una manera tan positiva y aún así no les interesa".

El éxito de la famosa "simple pregunta" se confirmó gracias a extensas entrevistas posteriores realizadas por los psicólogos del equipo. Un 88% de los entrevistados que reconocieron su condición luego confirmaron su trastorno de personalidad con la entrevista extensa, mientras que sólo un 18% de aquellos que negaron esa condición, luego fueron referidos al grupo de los "vanidosos".

"Era algo impensado en un principio, pero esa pregunta exacta deja a los narcisistas sin mucho margen de maniobra. Sus propios fantasmas los llevan practicamente a reconocer su condición, aún sin ver nada malo en ese comportamiento. Es asombroso", reconoció Seth Rosenthal, otro de los especialistas de la investigación.

"Los narcisistas terminan siendo víctimas de su autorreferencia absoluta y constante. La incapacidad de ver la verdadera imagen que reflejan hacia el afuera les nubla el juicio", aseguró Pisani a Infobae.