Las posturas ayudan a oxigenar la sangre y liberar toxinas
Las posturas ayudan a oxigenar la sangre y liberar toxinas

El estado de malestar causado por el exceso de alcohol se manifiesta de distintas maneras: dolor de cabeza y corporal, náuseas y hasta vómitos. Realizar una breve rutina de yoga puede ayudar a acelerar el proceso de desintoxicación: libera toxinas, mejora la circulación , fortalece los músculos y la digestión.

Aunque esta disciplina milenaria oriental no tiene como fin "curar" la resaca, algunas posturas básicas (asanas) colaboran en la recuperación de los efectos nocivos que produce la ingesta excesiva de alcohol. Y logra beneficios a nivel esquelético, orgánico, circulatorio, muscular, y energético.

La profesora de yoga Florencia Alvarez Claros, creadora de Yoga Pari, sugiere realizar los movimientos en un espacio amplio o al aire libre. El único elemento necesario es una colchoneta, o algo donde acostarse.

1. Bidalsa o postura del gato

Ésta es una de las posiciones de yoga que les resulta fácil a los principiantes. Es una forma efectiva de relajar el cuerpo cansado. Los principales beneficios son que permite estira el cuello, la espalda y el torso. Contribuye a masajear suavemente la columna vertebral y los músculos. Mejora las funciones de los órganos digestivo y combate el estrés.

Cómo hacerla: en posición de mesa, con las manos y las rodillas ubicadas como si fueran las cuatro patas de una mesa. Las rodillas deben colocarse verticalmente por debajo de las caderas. Las muñecas, hombros y codos deben estar en una línea y perpendicular al suelo. Exhalar y dejar que la columna vertebral quede curvada apuntando hacia el techo.