AP 163
AP 163

La flamante Embajada estadounidense en Cuba ha publicado una serie advertencias para los viajeros cubanos que decidan visitar la isla, un gesto peculiar desde que ambos países han comenzado un proceso de deshielo después de 50 años de hostilidades.

La sede diplomática recordó que "el gobierno de Cuba no reconoce la ciudadanía estadounidense de las personas nacidas en Cuba o cuyos padres son cubanos". De manera tajante, la Embajada alertó que estas personas "serán tratadas únicamente como ciudadanos cubanos" y que el gobierno podría exigirles entrar al país con pasaporte nacional.

"El gobierno de Cuba no reconoce la ciudadanía estadounidense de las personas nacidas en Cuba o cuyos padres son cubanos"

De acuerdo con un artículo de El Nuevo Herald, esto podría implicar que podrían estar sujetas a las restricciones y obligaciones propias de los cubanos, entre ellas el servicio militar obligatorio –que el gobierno de Castro exige por un período de 14 meses a dos años a todo joven que haya cumplido 16 años– o incluso que se les confisque el pasaporte estadounidense.

"Se han dado casos de personas con doble ciudadanía que han sido obligadas por el gobierno cubano a entregar sus pasaportes estadounidenses", asegura el aviso publicado en el sitio digital de la representación diplomática.

Como si no fuera suficiente el peligro de quedar atrapado en la isla, la Embajada recuerda "la negativa de Cuba a que se brinden servicios consulares a personas con doble ciudadanía que han sido arrestadas".

William Cocks, vocero de asuntos consulares del Departamento de Estado, explicó al Nuevo Herald que esta advertencia de viaje no es nueva pues la información está publicada desde octubre de 2015 en la página web sobre viajes internacionales dedicada a Cuba.

LEA MÁS:

Usualmente, las Embajadas utilizan esa misma información en sus sitios digitales, añadió.

La Embajada de Estados Unidos en La Habana no respondió inmediatamente acerca de la fecha de publicación de esta advertencia a los viajeros cubanoamericanos.

Cocks aclaró, además, que la información acerca de los hijos de cubanoamericanos considerados también cubanos cuando visitan la isla proviene "de la experiencia" y "cómo entendemos que el gobierno de Cuba lidia con los ciudadanos estadounidenses de origen cubano".

El funcionario dijo que estos comunicados se actualizan regularmente.

No son pocos los cubanoamericanos que podrían enfrentarse a alguna de las situaciones descriptas en la advertencia de viaje. En 2015, un total de 390.000 estadounidenses de origen cubano visitaron la isla.