En el frente del Palacio 25 de abril figuraban los retratos Kim Il-sung y Kim Jong-il, abuelo y padre del actual mandatario AFP 163
En el frente del Palacio 25 de abril figuraban los retratos Kim Il-sung y Kim Jong-il, abuelo y padre del actual mandatario AFP 163

Tras anuncios, amenazas y especulaciones, el Partido de los Trabajadores de Corea del Norte inició el viernes su VII Congreso, un importante evento que no se celebraba desde 1980 y del que se esperan definiciones políticas y económicas por parte del líder Kim Jong-un.


Con la participación de delegados del Partido procedentes de todo el país, la reunión comenzó en el palacio 25 de abril, en la capital Pyonyang, en medio de un marcado secretismo por parte de las autoridades. La prensa extranjera no tuvo acceso, pero tampoco los medios oficiales publicaron información alguna, ni siquiera el esperado discurso de apertura de Kim.


 AP 163
AP 163

Se espera, sin embargo, que la televisión estatal KCTV transmita en diferido las palabras del líder por la noche, hora local.


Kang Thae-bok, un militar retirado de 76 años que fue consultado por la agencia EFE mientras caminaba frente al Palacio, dijo no saber mucho del evento pero que espera que sirva "para fortalecer aún más al Partido a pesar de las maniobras de aislamiento de los imperialistas acaudillados por EEUU".


Mientra que Kim Hyang, de 26 años, dijo a la agencia AFP que "tenemos que tener armas nucleares porque los EEUU y sus seguidores quieren sofocarnos".


 AP 163
AP 163

El último congreso se celebró en 1980 y sirvió para que el fundador del país, Kim Il-sung, nombrara sucesor a su hijo Kim-Jong-il, padre del actual mandatario. La decisión dio inicio a la primera dinastía comunista de la historia.


En tanto la edición más reciente del cónclave se realiza en medio de una escalada de tensiones entre Corea del Norte y la comunidad internacional a causa de la cuarta prueba nuclear realizada este año por Pyonyang, y la expectativa de una quinta prueba que sería inminente.


De esta manera los expertos especulan que el Congreso servirá para consolidar el liderazgo de Kim Jong-un, que llegó al poder en 2011 con menos de 30 años, tras la muerte de su padre.


LEA MÁS: