Reuters 163
Reuters 163

El vicepresidente brasileño, Michel Temer, que asumiría el Gobierno la próxima semana si Dilma Rousseff es destituida, se arriesga a no poder presentarse como candidato a las elecciones de 2018 por una condena de la Justicia electoral de San Pablo.

Temer fue condenado en segunda instancia el martes por el Tribunal Regional Electoral (TRE) a pagar una multa de 80.000 reales (unos 22.800 dólares al cambio actual) por haber realizado en 2014 donaciones a campañas electorales por un valor más alto que el permitido por la ley.

Fiscales de la Procuraduría Electoral consideran que esta condena impide que el político de 75 años se presente a elecciones por un período de ocho años, lapso que incluye los comicios de 2018, al finalizar el actual mandato.

Sin embargo, esto no le impediría asumir la presidencia de la República en caso de que Rousseff sea destituida, pues fue elegido vicepresidente en 2014 y la ley no aplica para mandatos en curso.

 163
163

"Puede asumir la presidencia, pero quedaría en una situación inédita de ser el primer presidente 'ficha sucia' (con irregularidades) en la historia del país, impedido de ser candidato a cualquier cargo público en los próximos ocho años", declaró al sitio de noticias G1 la fiscal electoral Claudia Ferreira Mac Dowell.

Si el Senado opta por instalar el juicio político contra Rousseff el próximo miércoles, como se espera, y luego la condena definitivamente, Temer presidiría Brasil hasta fin de 2018.

Este abogado constitucionalista ha señalado que no será candidato en las próximas elecciones.

Sin embargo, la Justicia electoral y la propia defensa de Temer señalan que sólo sería inelegible si así lo determina un fallo judicial.

Un vocero del TRE dijo este jueves a la AFP que el tribunal no se manifestaría sobre esta cuestión y que "si en el futuro" Temer presenta una candidatura, ahí "se revisaría su situación".

 163
163

Si es o no elegible "tendría que ser objeto de otro recurso ante el Tribunal Superior Electoral", explicó la vocera.

La asesoría de prensa de Temer señaló que éste pagará la multa con recursos propios y que eso lo protege de ser considerado un político "ficha sucia".

"Hay que destacar que en ningún momento fue declarado que el vicepresidente no es elegible. No hubo manifestación en ese sentido. Sólo la Justicia puede declarar que alguien no es elegible", señaló la cuenta de Temer en Twitter @MichelTemer.

Pero fiscales y abogados citados por el diario O Estado de Sao Paulo consideran que el pago de la multa no es suficiente y que sólo el lapso de ocho años o una revocación del Tribunal Superior lo librarían.