163
163

El conocido director de orquesta ruso Valery Gergiev dio este jueves un concierto en el anfiteatro de la ciudad antigua de Palmira, en Siria, donde los yihadistas del grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) solían perpetrar sus ejecuciones públicas.

El concierto, titulado "Oración para Palmira. La música vuelve a dar vida a los antiguos muros", fue interpretado por la orquesta sinfónica del teatro Mariinski de San Petersburgo.


La ciudad de Palmira, de más de 2.000 años de antigüedad, cuyas ruinas forman parte del Patrimonio Mundial de la Unesco, fue arrebatada a los yihadistas de ISIS el 27 de marzo pasado por el régimen de Damasco, con el apoyo de la aviación rusa.

Esta victoria permitió que Rusia, aliada del régimen del presidente Bashar Al Assad, confirmara su destacado papel en el conflicto sirio.

"Es una muestra de "la solidaridad de las personalidades de la cultura con los que luchan contra los terroristas"

A finales de abril, el Ejército ruso anunció que había terminado el proceso para desminar la ciudad antigua, después de que los combatientes de ISIS colocaran numerosas minas en la zona.

El concierto en Palmira, conocida como "la perla del desierto", es una muestra de "la solidaridad de las personalidades de la cultura con los que luchan contra los terroristas", declaró a los periodistas el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov.

 163
163

Pero no sólo eso. También es una forma de demostrar el rol protagónico que Rusia juega en el escenario sirio y refleja la existencia de un acuerdo profundo con Bashar al Assad. Antes de que comience el concierto, en efecto, el presidente Putin dirigió unas palabras por videoconferencia.

Valery Gergiev, director de orquesta reconocido en todo el mundo, dirige el teatro Mariinski de San Petersburgo desde 1996. Sus detractores, sin embargo, critican sus posiciones demasiado vinculadas al Kremlin.

Ya ha organizado otros conciertos en lugares devastados por la guerra o por catástrofes naturales.

Su orquesta tocó en 2008 frente a las ruinas de los edificios gubernamentales de Tskhinvali, la capital de la república separatista georgiana prorrusa de Osetia del Sur, poco después de que estallara un conflicto entre Georgia y Rusia para controlar este territorio.

 163
163

En 2012, dirigió un concierto en Tokio, en memoria de las víctimas del accidente de 2011 en la central nuclear de Fukushima.

También organizó varios conciertos en el mundo para recoger fondos para las víctimas de la toma de rehenes en la escuela de Beslan, en el Cáucaso ruso, una tragedia que se saldó con más de 330 muertos, de los cuales 186 era niños.