Tras quedar afuera de la Copa Libertadores en Octavos de Final, Marcelo Gallardo analizó la eliminación de River, que no pudo con Independiente del Valle y se despidió de la competencia. Emocionado y ovacionado por la gente, el Muñeco casi rompe en llanto y dejó la duda de su futuro, ya que si bien se refería a la derrota, se lo notó muy apesadumbrado cuando dijo lo siguiente: "Se terminó".

En el cierre de un ciclo exitoso para el club de Núñez, debido a que es la primera caída antes de una Semifinal en un torneo internacional (campeón Sudamericana 2014 y Libertadores 2015, Semifinalista Sudamericana 2015 y Finalista Mundial de Clubes 2015), el entrenador sabe que la derrota puede poner punto final a una desgastante etapa. En el final, a modo de reflexión, soltó: "Estoy triste porque era para ganarlo por lo bueno que hicimos, pero qué le vamos a hacer".

"Cuando te toca quedar afuera de esta manera, la verdad uno se tiene que ir tranquilo. Dejaron todo, así que nada para reprocharse. No entraron las pelotas de las situaciones que creamos", también expresó el técnico del conjunto de Núñez, quien manifestó: "Nos quedamos afuera, pero el agradecimiento al público que vino". En tanto, sobre lo que fueron las ocasiones perdidas, destacó: "La suerte no existe, hay veces que entra y hay veces que no. Pero hicimos todo para ganar por tres goles".



"No hay mucho análisis por hacer después de todo lo que mostró el equipo. Lo que diga yo tiene poco sentido porque se vio reflejado en la cancha. Todos coincidirán en lo que se vio: un equipo que se entregó al máximo, que buscó, que tuvo paciencia, que ante la desesperación de ir hacia adelante fue inteligente, buscó, generó situaciones... Lamentablemente no pudimos plasmarlo en el marcador que es lo más importante. Pero nada para reprochar. Sin lugar a dudas jugamos el partido que había que jugar".