Reuters 163
Reuters 163

El destino de esos billetes, de color morado y algo más grandes que los demás, quedó sellado en la reunión de gobernadores del BCE, quienes decidieron suspender su emisión a finales de 2018.

En la actualidad hay en circulación casi 600 millones de billetes de 500 euros, que deberán ser sustituidos cuando se retiren de la circulación y dejen ser un medio de pago legal.

El billete de 500 euros se vincula con el blanqueo de dinero, las actividades ilícitas y la economía sumergida. Por ello quien está a favor de su desaparición espera que de este modo se reduzcan todas esas actividades y la financiación del terrorismo, por ejemplo.

El billete de 500 euros se vincula con el blanqueo de dinero y las actividades ilícitas

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo en una ocasión que "el billete de 500 euros es un instrumento para actividades ilegales".

"El billete de 500 euros se usa más para disimular que para comprar", porque se pueden transportar enormes sumas de manera discreta, afirmó en febrero el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin.

La discusión en el seno de la entidad que dirige la política económica del bloque continental se produce en el marco de un refuerzo de la lucha de la Unión Europea (UE) contra la financiación del terrorismo.

Popularmente apodados "los Bin Laden", los billetes de 500 euros, que muy pocos ciudadanos han visto, representan apenas el 3% de los billetes en circulación, pero el 28% de su valor total, unos 297.000 millones de euros, según datos del BCE.

 Reuters 163
Reuters 163

Opiniones en contra

La medida tomada por el Banco Central Europeo choca contra la oposición de países como Alemania y Austria, que temen que sea un primer paso hacia la desaparición del dinero en efectivo. Algo que expondría a cualquier operación financiera a un control estricto por parte de las autoridades.

En este sentido, el titular del Bundesbank, Jens Weidmann, ha cuestionado que la desaparición del billete de 500 euros vaya a reducir las actividades criminales.

A su vez, Friedrich Schneider, experto en economías subterráneas de la Universidad de Linz, en Austria, aseguró que "los representantes del crimen organizado no son idiotas, el blanqueo de dinero se realiza desde hace tiempo esencialmente mediante empresas pantalla y por vía electrónica".

El presidente del Instituto de Investigación Económica alemán (Ifo), Clemens Fuest, se opone a su desaparición porque considera que "reducirá la confianza en el BCE y creará la impresión de que la principal razón para su retirada es bajar más los tipos de interés".

Los tipos de interés negativos no tienen impacto en el efectivo pero sí en las cuentas bancarias electrónicas, añadió Fuest.

LEA MÁS:


Necesidades y costos

El consejo de gobierno del BCE sólo necesitó una mayoría simple para aprobar la desaparición del billete con motivos arquitectónicos del siglo XX.

La suspensión de la emisión del billete de 500 euros incrementará el costo de almacenamiento de billetes de denominaciones más pequeñas para las cajas de ahorro y los bancos, considera el presidente del Ifo.

En Alemania existe una gran preferencia por el efectivo entre la población, que guarda cantidades de dinero importantes dentro de su vivienda.

La creación del billete de 500 euros se decidió bajo la presión de varios países, entre ellos, Alemania, muy apegada a los pagos en efectivo y a un billete de 1.000 marcos (una suma equivalente) que desapareció cuando empezó a circular la moneda única, el 1º de enero de 2002.

 163
163