163
163

Según anunció Uber y publica este miércoles el periódico oficial Shanghai Daily, los usuarios de Alipay podrán pagar así al utilizar la aplicación de Uber en las cerca de 400 ciudades en 69 naciones donde opera la compañía norteamericana, que pone en común a conductores particulares con usuarios en busca de una alternativa al taxi.

La principal novedad está en que los clientes chinos ya no necesitarán para ello una cuenta dual (con parte en yuanes y parte en divisa extranjera) para pagar con sus fondos en moneda foránea, sino que el precio del viaje se les descontará directamente en yuanes de su cuenta de Alipay pese a estar en el exterior.

Los usuarios de Uber en China ya podían pagar con Alipay dentro de su país desde 2014, lo que se extendió a Hong Kong, Macao y Taiwán en los últimos meses, y ahora finalmente se ha puesto en marcha para todos los países del mundo donde opera su red.

 Reuters 163
Reuters 163

Además, tanto Uber como Alipay adelantaron que planean expandir su actual colaboración en India -mediante Alipay- con Paytm, la principal plataforma de pagos seguros por internet de ese país.

Por su parte, dos competidoras de Uber, la china Didi Kuaidi y la estadounidense Lyft -ambas, de hecho, participadas por Alibaba y por otro gigante chino de internet, Tencent-, acordaron en septiembre pasado unir sus servicios de manera similar, de modo que los chinos pudieran pagar mediante Alipay al usar Lyft en EEUU, y viceversa.

LEA MÁS:

Triunfo en EEUU

Las autoridades del condado Miami-Dade, estado de Florida, finalmente aprobaron una ley propuesta por el comisionado Esteban Bovo para legalizar a las empresas de taxis privados Uber y Lyft, que llevaban casi dos años operando sin permiso.

La audiencia pública convocada por la comisión del condado, formada por 13 funcionarios, congregó a numerosos partidarios y enemigos de estas empresas, que expusieron con pasión sus argumentos.

Tras varias horas de debate público, los comisionados se retiraron a discutir la cuestión en privado.

Al final, la norma promovida por Bovo para enmendar el código condal fue aprobada por nueve votos a favor frente a dos en contra, lo que permite a Uber y Lyft usar aplicaciones para conectar a los pasajeros y los conductores y así poder operar legalmente en Miami-Dade.