163
163
 Reuters 163
Reuters 163

El magnate y precandidato presidencial estadounidense Donald Trump venció hoy por un amplio margen a Ted Cruz en las primarias del Partido Republicano en el estado de Indiana, según las proyecciones de los principales medios.

Trump se apunta así una nueva victoria que podría resultar determinante, ya que se llevará la mayoría de los 57 delegados en juego en ese estado y se situará en una posición muy favorable para alcanzar los 1.237 que necesita para obtener la nominación del partido para las elecciones presidenciales de noviembre.

Indiana había concentrado el último gran esfuerzo de su principal rival, el senador Ted Cruz, y de la llamada "campaña anti-Trump", que trataba de evitar una nueva victoria del multimillonario neoyorquino y propiciar así en julio una convención republicana disputada en la que ningún aspirante cuente con todos los delegados necesarios para lograr la nominación.

Cruz se volcó a Indiana con especial intensidad (sólo el lunes llegó a dar alrededor de una decena de discursos en el estado) y los grupos de la campaña anti-Trump (de tendencia conservadora, pero alejados de los posicionamientos del magnate) se dejaron millones de dólares en anuncios televisivos críticos con su figura.

Sin embargo, todos estos esfuerzos no impidieron que Trump lograra una amplia victoria en este estado del medio oeste industrial de EEUU, una zona que, por sus características socioeconómicas, se le está dando especialmente bien al magnate, que también ganó en Illinois, Michigan y Pensilvania.

Se trata de una región que entró hace ya décadas en un proceso de desindustrialización y resultó especialmente golpeada por la última crisis económica, lo que ha incrementado la pobreza, ha reducido la cantidad y calidad de los empleos y ha extendido entre su población una sensación generalizada de desesperanza.

LEA MÁS:


En ese estado en particular, los demócratas se disputan 83 delegados y en esta etapa cada uno de ellos es importante, ya que puede definir al nominado para la presidencia en ambos partidos.

Por el lado demócrata, Indiana tiene también nueve superdelegados, aquellos miembros especiales que pueden votar por cualquier candidato de su preferencia en la convención nacional del partido.