Steve Mershon vive en Indialantic, Florida, y nunca imaginó que encontraría una hermosa historia de amistad mientras daba un tranquilo paseo por la playa. Su hallazgo lo emocionó tanto que decidió mostrarlo en Facebook.

Steve explicó que suele caminar por la orilla del mar buscando objetos valiosos. Un día vio una botella y, al revisarla, descubrió que contenía una carta en su interior. Se trataba de un mensaje de un niño de entre 10 y 11 años que tenía como destinatario a su mejor amigo, quien había muerto.

Este es el contenido de la carta:

Querido Daniel, lamento mucho que hayas fallecido y si estuvieras vivo, tú y yo estaríamos jugando fútbol y básquet y estaríamos jugando con Mattew, Oscar y Brandon. Estoy en quinto grado y tú fuiste mi mejor amigo y nuestra canción favorita era 'Austin Moon'. Espero que te diviertas con Jesús.

De tu mejor amigo,
Jonathan Torres

De momento se desconoce la identidad y el paradero del niño que escribió el enternecedor mensaje en la botella, pero Steve decidió responder al pequeño Jonathan con un extenso comentario en su cuenta de Facebook. Todo ello con la esperanza de que, gracias a la gran difusión que pueden llegar a brindar las redes sociales, el niño pueda saber que alguien encontró su mensaje.

"Yo encuentro un montón de cosas en la playa y guardo las mejores. Tengo estantes llenos de madera, conchas marinas, anteojos y sí, botellas. Jonathan, tu botella con la carta a tu amigo es la cosa más hermosa que he encontrado", aseguró Mershon.

Sin embargo, Steve es consciente de que la intención del niño fue hecha para ser compartida y no para ser guardada como un objeto de colección, por lo que tiene claro cuál debe ser su destino.

"Voy a tomar tu carta y tu botella y voy a agregar mi propia pequeña carta a esta última. Pondré el corcho de vuelta y cuando encuentre el agua más profunda, hermosa y azul posible lanzaré la botella de vuelta. Eres un buen hombre Jonathan. Espero que tal vez, sólo tal vez, el mundo pueda ver el amor en el corazón de un niño de quinto grado y que todos podamos, uno a uno, llevarnos bien. ¡Paz, pequeño amigo!", finaliza el mensaje de Steve en Facebook.

La historia fue publicada por Mershon el 19 de abril y ha conmovido a miles de personas.