¡Salve, César! es un homenaje de los hermanos Coen al cine épico de la época dorada de Hollywood. En medio del rodaje de un filme de corte bíblico, el actor principal es secuestrado, desencadenando el caos en el Estudio Productor.