El conjunto de Madrid tuvo el dominio en la primera mitad. Incisivo y ordenado, el equipo español apretó bien arriba en la salida del Bayern Münich y fue constante en el ataque. Pisó el área Neuer con frecuencia y decisión, lo que le permitió abrir el marcador del partido.

El equipo de Simeone se hizo fuerte de local. Hizo valer la oportunidad de arrancar la serie de semifinales en su casa y sacó la diferencia en los primeros minutos. A los 10' Saúl hizo uno de los goles más lindos que ha tenido la Champions League en esta edición.

El volante español encaró hacia al área dejando a tres jugadores en el camino con un quiebre de cintura. Cuando quedó frente a Alaba, se acomodó y vio el hueco para sacar un zurdazo milimétrico. La pelota se metió junto al palo derecho del arquero del Bayern y le dio a victoria parcial al equipo del Cholo.

Al conjunto alemán le costó acomodarse. Intentó ser prolijo en el manejo de la pelota pero la intensa presión del Atlético Madrid lo llevó a cometer errores. Esas imprecisiones le dieron la oportunidad a los españoles de tener el dominio de la pelota y poder estar jugando la mayo0r parte del tiempo en campo rival.

Griezman tuvo la posibilidad de convertir el segundo luego de una arremetida que terminó opacada por la marca de Alaba. El control absoluto del primer tiempo fue insuficiente para ampliar el marcador y lograr una mejor diferencia como local.

En el complemento, la situación cambió. El conjunto de Pep Guardiola salió dispuesto a conseguir el empate y fue más agresivo, y vertical en el ataque. El francés Ribery ingresó en lugar de Coman y Müller lo hizo por Thiago Alcántara, con la intención de brindarle más consistencia al ataque alemán.

Coman fue el primero en dar vuelta el dominio del juego con un remate de media distancia que pegó en el palo. Algunos minutos después el chileno Arturo Vidal tuvo su oportunidad con un remate potente que rechazó Oblak. El conjunto colchonero aguantó las subidas del Bayern Münich y conservó el cero en su arco hasta el final. Así pudo beneficiarse con la mínima diferencia en su estadio.

El Niño Torres tuvo la ocasión más importante para los españoles en la segunda mitad. Estrelló un tiro en el palo luego de un contraataque. Luego la pelota quedó en los pies de Koke, que intentó colocar la pelota sobre la izquierda del arquero con un remate desde la medialuna Neuer se quedó con el balón y evitó que la caída sea más amplia como visitante.

La semana que viene ambos equipos definirán la serie en Alemania. El equipo de Guardiola tendrá la presión de dar vuelta el resultado para llegar a la final. Los españoles intentarán conservar el cero en su arco y ampliar la diferencia que obtuvieron como locales. Será un duelo de estilos que dejará a uno de los dos en el partido definitorio del certamen más importante de Europa.