AP 163
AP 163

Un niño de 9 años armó un puesto de limonada en la calle para recaudar dinero y poder pagar su propia adopción y así ser oficialmente parte de la familia que lo cuida desde hace cuatro años.


Tristan, de Missouri (EEUU), vive desde que tenía 5 años con Donnie Davis y su esposo, Jimmy, pero no ha podido ser adoptado por los costos legales: USD 5.000.


"Él significa todo para nosotros, es absolutamente nuestro hijo, está en nuestros corazones. La adopción es como una reafirmación para él, saber que tiene una familia para siempre y que llevará nuestro apellido", explica Donnie.


Por su parte, Tristan se muestra entusiasmado con la posibilidad: "Ella será mi madre. Estoy feliz porque tengo una nueva familia que me ama". Su madre biológica, con problemas de drogas, lo abandonó en la puerta de un refugio una noche de invierno.


 AP 163
AP 163

A Tristan no le faltó iniciativa para cumplir su sueño y durante el fin de semana estuvo vendiendo vasos de limonada fuera de su casa para juntar dinero. Y el resultado fue espectacular: no sólo logró alcanzó su meta, la superó largamente y llegó a los USD 7.100. Por si fuera poco, otros USD 6.900 fueron donados a través de una recolección en internet.


"Gracias, no hay palabras suficientes para agradecer a todos", exclamó Donnie y agregó que el dinero excedente será usado para la educación de Tristan. A cada cliente que le compraba un vaso, el menor le respondía: "De nada, ¡y gracias por ayudar a nuestra adopción!"


LEA MÁS: