AP 163
AP 163

Un informe publicado por el periódico árabe con sede en Londres Asharq al Awsat revela que Irán planea desplegar terroristas de Hamas para consolidarse en la batalla por la segunda ciudad más grande de Irak, Mosul, en manos del Estado Islámico desde junio de 2014.

La idea de Teherán sería que los combatientes palestinos se unan a los de Hezbollah y a las milicias chiitas hutíes, que actualmente están luchando en Yemen contra la coalición de Estados árabes sunitas, encabezada por Arabia Saudita.

Situado en el norte de Irak, Mosul representa una zona clave para Irán, ya que se trata de un patrimonio cultural que cuenta con una gran cantidad de sitios sagrados chiitas.

LEA MÁS:

El informe publicado por ese medio árabe indica que el régimen persa también tiene como objetivo utilizar a los terroristas de Hamas para liberar la ciudad petrolera de Kirkuk, que ha estado bajo control de los kurdos desde junio pasado. Y así desestabilizar la región del Kurdistán.

De esta manera, Irán planea desplegar tropas extremistas en conjunto con Hamas, Hezbollah y los hutíes en Kirkuk hacia el Kurdistán, consigna The Jerusalem Post.

Los esfuerzos de la República Islámica por desestabilizar esa zona de Irak se debe a que el régimen considera al Gobierno Regional del Kurdistán, encabezado por el presidente Masood Barzani, como una amenaza a su influencia sobre Irak.

Un comandante peshmerga informó que en los últimos días los terroristas de Hezbollah movilizaron armas pesadas y misiles al sur de Kirkuk.