Elisa Carrió lanzó duras críticas contra Ricardo Echegaray, al que calificó como "uno de los mayores ladrones de la Argentina de hoy", al tiempo que cuestionó su nombramiento como titular de la Auditoría General de la Nación.


"Nunca debió ser designado presidente de la AGN, porque controla la transparencia de un gobierno. Poner a un ladrón, coimero y extorsionador para controlar la transparencia del Gobierno es un suicidio político y un ataque al sistema republicano", aseveró sobre el ex titular de la AFIP.


Por otro lado, Carrió volvió a cuestionar la manera de comunicar las medidas que usa el macrismo desde que llegó a la Casa Rosada. "Es mi gobierno, ¿por qué no lo puedo decir", señaló, y atribuyó el problema a que los ministros "creen que le hablan a un círculo de especialistas" y en realidad deberían hablarle a la gente "como a un chico de 8 años".

"Al comunicar, hay que decirles 'cuando se robaron tu casa y a la que venía y te avisaba la trataste de loca durante 10 años, ahora vas a tener que tener cuenta en el almacén y para que te den crédito, vas a tener que pagar tus deudas'", ejemplificó la legisladora.


Carrió también dijo que muchos funcionarios no se ponen en la piel de la población porque "no viven de su sueldo". "Hay muchos que vivimos de nuestro sueldo, a mi me sacaban 25 mil pesos (por Ganancias) y era mi alquiler. Ahí les dije a algunos 'ustedes nunca vivieron de su sueldo, cómo van a entender que alguien que gana 5 mil pesos y no le alcanza".


De cara al futuro, Carrió se mostró esperanzada al afirmar que "hay que pasar este momento difícil, de dos o tres meses, y el país va a estar muy bien el año que viene".