Reuters 163
Reuters 163

La comitiva oficial del presidente de los Estados Unidos arribó al castillo de Windsor ubicado en el condado de Berkshire al oeste de Londres. El despliegue de seguridad y los autos especiales de la comitiva aguardaron a que Barack Obama y Michelle Obama desciendan del helicóptero donde fueron recibidos por la reina Isabel II y su esposo Felipe, duque de Edimburgo.

Tras reunirse con el primer ministro David Cameron, el siguiente paso en la agenda de Obama es un almuerzo con Isabel II para celebrar el cumpleaños número 90 de la reina.

La primera dama Michelle Obama compartió en otras oportunidades visitas de protocolo a la familia real, los allegados a la familia Obama aseguran que la relación con los monarcas británicos es de una estrecha amistad desde hace algunos años.


 Reuters 163
Reuters 163

 Reuters 163
Reuters 163

El castillo de Windsor es la residencia real y el lugar preferido de la reina Isabel II por la fuerte tradición familiar que la relaciona al lugar. Fue construído en el siglo XI tras la conquista normanda de Inglaterra por Guillermo I "el conquistador".

En el día de hoy el presidente de EEUU hizo un llamado apasionado para que Gran Bretaña permanezca en la Unión Europea. Afirmó que su membresía ha magnificado el rol que tiene ese país en el mundo y, a su vez, le da fortaleza y mayor orientación exterior al bloque regional.


 Reuters 163
Reuters 163

 Reuters 163
Reuters 163

No se espera que durante el almuerzo con la reina se traten de manera oficial esos temas, ya que la monarca siempre se mostró neutral en las decisiones políticas que deben tomar los poderes de gobierno y los ciudadanos.

Por la noche, la familia Obama cenará con la joven pareja real William Windsor y Kate Middleton, duques de Cambridge y con el príncipe de Gales, Harry Windsor.

 BBC 163
BBC 163

Obama se mostró preocupado de que una salida británica pueda debilitar a Occidente, y su llegada a Londres busca decirle a los británicos que temas como el terrorismo, la inmigración y la desaceleración económica podrían abordarse con mayor éxito con el Reino Unido dentro de la UE.

"Estados Unidos ve cómo su poderosa voz en Europa asegura que el continente europeo tenga una posición sólida en el mundo, y mantiene a la UE abierta, orientada hacia el exterior, y vinculada estrechamente a sus aliados en el otro lado del Atlántico" expresó el presidente norteamericano.

Al abordar un tema tan controvertido, invocó la historia interrelacionada de los dos países y las decenas de miles de estadounidenses que yacen en tumbas de guerra libradas en Europa, esa fue su razón para hablar como "un amigo" sobre el referendo del 23 de junio.

LEA MÁS: