México: Enrique Peña Nieto propuso al Senado legalizar la marihuana medicinal

 AP 163
AP 163

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, envió este jueves al Senado una iniciativa para legalizar el uso medicinal de la marihuana y elevar la portación permitida de la planta, buscando descriminalizar su consumo, un cambio de política en un país azotado por la violencia del narcotráfico.

La iniciativa, de ser aprobada por el Congreso, permitirá el uso de medicamentos elaborados a base de marihuana, el uso de la planta para investigación científica y "dejará de criminalizar el consumo", dijo el mandatario durante el acto donde se presentaron las conclusiones de un debate nacional que impulsó su Gobierno sobre el uso del cannabis.

En concreto, la iniciativa de Peña Nieto propone que deje de considerarse un delito la posesión personal de hasta 28 gramos de marihuana, muy por encima de los 5 gramos que se permiten hasta ahora, y también que los presos por portar cantidades menores a esos gramos puedan recuperar eventualmente su libertad.

"Esto que estamos proponiendo no significa legalizar el consumo de la marihuana ni tampoco significa que dejaremos de dar la batalla ni de seguir enfrentando el crimen organizado", acotó a la emisora Radio Fórmula el mandatario, quien desde que asumió el poder en 2012 se había mostrado contrario a la legalización de la planta.

La propuesta presidencial es, de hecho, un cambio de paradigma -a tono con el de varios países de la región- con respecto a la política prohibicionista que por años tuvo México, donde la violencia ligada al narcotráfico ha dejado más de 100 mil muertos y desaparecidos desde 2006, cuando el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) lanzó una fuerte ofensiva militar contra el narco que Peña Nieto ha mantenido.

Al explicar las motivaciones de esta reforma, Peña Nieto dijo que se busca combatir dos injusticias: "La que padecen niñas o niños o pacientes que padecen epilepsia u otros padecimientos y que no podían tener acceso a medicamentos a base de marihuana (y la que sufren) los que se les ha criminalizado por consumir marihuana y que se encuentran purgando condenas desproporcionadas", señaló. El martes pasado, cuando intervino en la sesión especial de la ONU sobre las drogas, el presidente ya había adelantado los lineamientos de su reforma.

México se había quedado atrás en el debate de la marihuana frente a otros países de América Latina como Uruguay, que legalizó la producción y venta de la marihuana en 2013; Colombia, que en diciembre aprobó el uso terapéutico de la planta; o Chile, que en diciembre autorizó los medicamentos con cannabis.

También ante su vecino y el mayor consumidor mundial de drogas, los Estados Unidos, donde 23 estados han autorizado el cannabis para uso medicinal y cuatro para el consumo recreativo.

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS