La pregunta sorprendió al intendente de Merlo. Gustavo Menéndez había ido a visitar al papa Francisco a Roma y a contarle lo que era la experiencia de gobernar un distrito complicado en términos sociales, pero también desde lo político. Ganarle a Rául "El Vasco" Othacehé no fue nada fácil, pero tampoco lo es encarar la gestión de un partido del oeste del conurbano bonaerense, castigado por la realidad social apremiante y en un contexto político nacional adverso para el peronismo.

"¿La mafia de Othacehé no lo joroba?", fue la pregunta que le transmitió el papa Francisco a Menéndez y que lo sorprendió. Ahí le contó el intendente peronista que hizo denuncias ante la Justicia para una serie de atentados que sufrieron y luego trató de contarle lo que estaban haciendo un grupo de jefes comunales de todo el país para convertir en políticas de Estado la encíclica "Laudato Sí".

Ante la pregunta del santo padre, el jefe comunal respondió: "Ahora estamos haciendo todas las denuncias. Tuvimos algunos atentados hace poco, pero bueno la vamos a sacar adelante".

Sin embargo, de lo que quería hablar el papa Francisco era de la situación de ese municipio que fue gobernado con mano de hierro por Othacehé: "Yo fui a Merlo para frenarlo, para defender a un cura", dijo, y recordó el caso de Francisco "Pancho" Velo, que fue atacado por el intendente en sus años de señorío absoluto en ese territorio.

El propio Menéndez recordó en InfobaeTV que en esa ocasión Bergoglio "dio una homilía muy importante donde hablaba de la persecución que había tenido el cristianismo de los emperadores romanos y que había resistido y que iba a continuar su actividad benéfica". "Ahí le tiraron unos cuantos huevazos (a Bergoglio), afortunadamente ninguno lo impactó, pero tiene ese recuerdo", reveló.