EFE 162
EFE 162

Luego de la salida definitiva del default el ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat- Gay prepara un ambicioso proyecto para lograr una fuerte asociación entre el sector publico y el sector privado para aumentar la inversión. "Sepan que nosotros podríamos haber tomado el doble de los USD 16.500 millones que tomamos por varias razones. En primer lugar por las tasas de interés que pagamos que fueron las mas bajas en la historia de las colocaciones de Argentina con un promedio del 7,2% pero pensamos que seguirán bajando. Y en segundo lugar por el sector privado y las provincias porque queremos que en los próximos meses tengan acceso al crédito y estamos dispuestos hacer varios road show en el exterior y acompañarlos para que esta fragata pueda seguir navegando libremente como lo hace ahora". El ministro añadió que "hay que darle lugar al sector privado y este acceso al crédito que logramos dará lugar a nuevas inversiones como la licitación que lanzaremos en los próximos días de energías renovables, cuyo principal insumo es el financiamiento".

En ese aspecto, Prat-Gay mencionó el llamado "Programa de Participación Pública y Privada" (llamado PPP) que adelantó esta semana Mauricio Macri en su reunión con los empresarios en Olivos y que formará parte de las segunda etapa que viene luego de la exitosa salida del default, para fomentar las inversiones, según contó una fuente del Ministerio de Hacienda a Infobae. En el Gobierno consideran que se trata de una idea revolucionaria para fomentar las inversiones y se enviara al Congreso de la Nación de un Proyecto de Ley que plantea una alianza público privada o también colaboración del sector público en la actividad privada. Es una especie de contrato por el cual la empresa presta un servicio público y es financiada u organizada a través de una asociación económica entre el Estado (o cualquier otra administración pública) y una o más empresas, ya sea privadas o sociales. Estos tipos de contratos se denominan PPP en castellano o P3 en inglés.

En el Gobierno citan como un ejemplo la construcción de un hospital público por parte de una empresa privada pero con financiación del sector privado. El edificio luego de construido es alquilado al Estado por un determinado tiempo. El constructor, luego de finalizada la obra, se encarga del mantenimiento del edificio y, por ejemplo, de la limpieza bajo contrato con el Estado. En tanto los servicios de medicina son provistos por el Estado en forma directa o a través de otro contrato. En otros tipos de contratos PPP la inversión la realiza el sector privado sobre las bases de un contrato con el Estado a fin de proveer los servicios determinados. La contribución del Estado puede ser en bienes, especialmente a través de la transferencia de bienes públicos como, por ejemplo, edificios o elementos de infraestructura. En el caso de proyectos que tienen como objeto la creación de tales bienes públicos, el Estado puede proveer un subsidio, ya sea a través de una beca para los gastos de capital o para los ingresos que podría transformarse en algo muy novedoso como la eliminación de impuestos o regímenes especiales de impuestos o en la garantía de ingresos mínimos por un cierto periodo que el estado conseguiría para el sector privado.

Prat Gay: "Hay que darle lugar al sector privado y acceso al crédito"

De acuerdo a lo que pudo saber Infobae el gobierno trabaja, en particular cinco ministerios (Hacienda, Interior, Producción, Energia y Transporte) bajo la conducción de Prat- Gay en una Ley Marco que instrumente este tipo de contratos en partir. En algunos como México el gobierno utiliza parte de los ingresos fiscales para proveer el capital necesario para la inversión, aunque las operaciones sean dirigidas en forma conjunta con los socios no gubernamentales o a través de contratos de manejos (en una forma limitada o intermedia de privatización). Para ese fin se crearían este tipo de empresas donde se constituye una empresa para cada contrato que se realiza con el estado. Citan que "no podría haber una empresa que licite varios contratos de Obra Pública como ocurrió con Austral Construcciones por ejemplo en los años del kirchnerismo. Lo que se hace en general es constituir una empresa para cada contrato en los EEUU y en Canadá. Se las llama Special Purpose Entity (SPE) o Special Purpose Vehicle (SPV) o Empresa de Propósito Especial que se constituyen para desarrollar, mantener y operar el proyecto durante el periodo de duración del contrato. Se establece que en aquellos casos en los que el Estado Nacional invertido directamente en los activos, obtiene una cantidad de acciones en la empresa y la SPE firma el contrato tanto con la administración pública como con sus distintos proveedores, limitando el riesgo de los accionistas a la propia sociedad y reduciendo el riesgo de corrupción, en particular los sobreprecios que se han pagado en la obra pública en los años del kirchnerismo.

Los Contratos PPP que se aplican en países como los EEUU, Canadá, México y Uruguay son diseñados en particular para obras de infraestructura. En general viales, ferroviarias, portuarias y aeroportuarias; energéticas por ejemplo energías renovables, tratamiento de residuos; obras de infraestructura social, incluyendo construcción de cárceles, centros de salud, centros de educación, viviendas de interés social, complejos deportivos y obras de mejoramiento, equipamiento y desarrollo urbano y también en la colonización de tierras que resulten económicamente apropiadas conforme al régimen jurídico vigente.

Uno de los funcionarios más cercanos a Prat-Gay comentó a Infobae luego de la conferencia de prensa: "Nosotros ni pensábamos que nos iban a ofrecer USD 68.600 millones pero tal vez es porque no pensamos como piensa un inversor extranjero, que no puede creer lo que este Gobierno hizo en cuatro meses, como salir del cepo, unificar el mercado cambiario, salir definitivamente del default y volver así al mercado internacional de capitales". En linea con el pensamiento del ministro, manifestó que es probable que haya un gran financiamiento para el sector privado y las provincias en los próximos meses y que el Gobierno tiene que aprovechar este momento para asociar el financiamiento del sector privado con el apoyo del sector público. Todavía resta saber si para este proyecto de ley estará contemplada la creación de una Agencia de Inversiones. El Gobierno anunció tres veces la creación de esta agencia, pero por el momento no hay novedades.