La noticia es, por lo menos, garantía de sangre. Ayer a las 18, confirmaron fuentes policiales a Infobae, personal de Brigada de la Comisaría Nº46 detuvo a Dante Josué Ramos Gutiérrez en la manzana 7 de la Villa 31 bis en Retiro. El joven de 21 años fue capturado junto a un presunto cómplice: tenían nueve envoltorios con cocaína y tres dosis de paco. El apellido Ramos no es algo menor: Dante Josué es hijo del peruano Alionzo Rutilio Ramos Mariños, alias "Ruti", capo narco peruano, condenado por una masacre en el Bajo Flores que causó ocho muertes y enemigo declarado del temido "Marcos" Estrada González.

Que haya sido detenido en la 31 bis alimenta el fuego de la guerra narco. Desde hace meses que "Ruti" es investigado por el juez Sergio Torres por su desembarco en el asentamiento de Retiro, un territorio que disputa. Tiene un pedido de captura pendiente; semanas atrás, la Justicia le denegó su último recurso presentado.

Si vuelve de Perú, en donde le ofreció recientemente una entrevista a "Telenoche", "Ruti" padre será detenido en el acto. Fabio Galante, su abogado defensor en Buenos Aires, había anunciado la chance de que se entregue luego de la serie de 40 allanamientos en la 31 y la 31 bis. En Retiro, Mariños es sospechado de disputarle el terreno narco a bandas de paraguayos como "Los Sampedranos" y al temido César Morán de la Cruz, también peruano, preso en Devoto por dos homicidios.

En la captura de Dante Josué participó personal del Cuerpo de Prevención Barrial, que ayudó a proteger la integridad física de los otros efectivos de la PFA. No es la única detención que merma las fuerzas de Mariños, si es que su hijo está involucrado en su organización. Cynthia Huamani Zambrano, alias "La Chata", de 28 años, una de sus presuntas cómplices y operadoras, fue allanada en octubre pasado en la calle Magaldi al 500 de San Martín. Cayó con cuatro pistolas, dos ametralladoras, un chaleco antibala, una granada, marihuana y pasta base y ya fue procesada por narcotráfico por el doctor Torres en el Juzgado Nº12 de Comodoro Py. El homicidio de Wilmington Gallego, un presunto dealer peruano que murió por intentar vender drogas en territorio de la 31 bis afín a "Ruti", también se vincula al esquema. La causa por la detención recayó en manos del juez Sebastián Casanello.

Tras la detención, los efectivos de la Comisaría N°46 descubrieron una sorpresa poco agradable: el hijo de Mariños era buscado por un homicidio a sangre fría ocurrido en el asentamiento de Retiro a los pocos minutos del año nuevo, con un pedido de captura del Juzgado de Instrucción N°1, según confirmaron fuentes en Tribunales.

La muerte de Leonel Francisco Ortigoza, ocurrida a las 0:20 horas del 1° de enero e investigada por el juez Hernán López y el fiscal Eduardo Cubría, fue de una crueldad particular. Leonel, de nacionalidad argentina, tenía apenas 16 años. Lo acribilló un desconocido a bordo de una moto con un cómplice al volante. Fuentes del caso, a pocos días de la muerte de Ortigoza y con la investigación en pleno proceso, no confirmaban ni desmentían si la mano narco estaba involucrada. Al ser baleado para luego morir en el hospital Rivadavia, Leonel estaba entre un grupo de amigos: el tirador en la moto le apuntó específicamente a él.

Leonel fue asesinado frente a su casa en la manzana 11 de la 31 bis, parte de lo que se conoce como Barrio Chino o Barrio Ferroviario. No es un punto aleatorio: el Barrio Chino fue donde llegó "Ruti" a la 31 bis por primera vez, con lugartenientes como su hermano "Meteoro y su sobrino Richard Ramos Noa, alias "Choclito".