La actual vocal del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos y presidenta de la Asociación Mujeres Jueces de la Argentina (AMJA), Susana Medina, presidirá a partir de mayo la entidad internacional que nuclea a magistradas de todo el mundo. En el marco de un encuentro organizado por Fundación Global, una institución dedicada a la integración de la Argentina en el escenario global, Medina explicó cuáles son los desafíos que tiene por delante durante los próximos años.

En tanto, adelantó que, desde la fecha en que asuma el puesto hasta mayo de 2018, se buscará trabajar en conjunto en la lucha contra la violencia de género, trata de personas y narcotráfico, entre otros temas, bajo la consigna "Construyendo puentes entre las juezas del mundo".

"En este momento hay muchas mujeres, niños, niñas y ancianos que sufren. No podemos mirar para otro lado. Si miramos para otro lado, corremos el riesgo de repetir la historia y no la queremos repetir. No es por nosotras, es por las generaciones que nos siguen. Necesitamos ciudadanos responsables, comprometidos, con una mirada igualitaria. Que no sean violentos, que no discriminen y que trabajen en conjunto", dijo Medina.

Además, como actual presidente del AMJA recordó que la Asociación nació con el objetivo de introducir la perspectiva de género en el Poder Judicial y definió: "Somos un grupo de mujeres que intenta repensar algunas cuestiones para el beneficio de la sociedad. Las juezas estamos en una posicion inmejorable para cambiarle la vida a la gente".

En tal sentido la magistrada reclamó por una Justicia "no más feminizada, sino más humana" y pidió la participación de jueces "con idoneidad ética científica, gerencial, psíquica y con perspectiva de género; con esa mirada igualitaria para resolver el presente, el futuro, la vida y el trabajo de los ciudadanos que tienen y ponen en nosotros la confianza".

Y en la misma línea la jueza consideró que los jueces tiene una "doble responsabilidad: con ellos mismos y con la ciudadanía". "Nuestro producto esta destinado al ciudadano. Cuando parece que no hay nada más, está la esperanza de la Justicia, un servicio eficaz, eficiente, independiente y con perspectiva de género", apuntó. Y aseguró: "No entendemos la Justicia de otra manera que al servicio del ciudadano".

Tras explicar que desde la Asociación llevan adelante programas de capacitación y perfeccionamiento para jueces, Medina puntualizó que "un juez idóneo se consigue solamente a través de la capacitación", por lo que consideró que el estudio "es una obligación". Y amplió: "Hoy la realidad reclama a los jueces una actitud de valentía y de participación. El juez que no esté dispuesto a estudiar todos los dias, se tiene que ir a su casa".

"Tenemos la idónea responsabilidad y el enorme privilegio de hacer la tarea más íntima y más inefable del ser humano, que es decidir sobre la vida ajena", añadió durante su ponencia.

Medina también dedicó unas palabras a la ex ministra de la Corte Suprema de Justicia Carmen Argibay, quien además fundó la Asociación que hoy preside: "Era una persona independiente aún de sus propios criterios y convicciones. Una jueza con palabras claras, sin grises in matices. Era directa, de pocas palabras. Fue una mujer que honró la patria y yo me enorgullezco de intentar seguir sus pasos".

En la reunión estuvieron presentes la artista Nora Iniesta, la presidenta de la Fundación, Graciela Adán, la presidenta del Congreso Nacional de la Mujer, Fabiana Tuñez y el abogado Jorge Mladineo, miembro del consejo asesor de Fundación Global. Además, asistieron las diputadas Gabriela Burgos, Carla Carriso y Alejandra Martínez, las senadoras María Laura Leguizamon y Liliana Negre de Alonso y representantes de las carteras de Relaciones Exteriores y Culto, Modernización, Seguridad, Interior y Cultura.