162
162

Finalmente Uber desembarcó en la Argentina y esta tarde el servicio, en el que se anotaron 20 mil choferes, ya podrá ser utilizado en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, el Gobierno porteño mantiene su postura de considerar al servicio ilegal y advirtió que si detecta a un auto de Uber se lo llevará con la grúa.

Así lo aseguró a Infobae el secretario Transporte de la Ciudad, Juan José Méndez. "Cuando el servicio empiece a funcionar haremos los controles correspondientes, no habrá excepciones, como cuando detectamos transporte ilegal".

Méndez explicó que los vehículos "no serán confiscados, sino remitidos, como ocurre en los casos de alcoholemia". Y agregó: "Se lo llevaría la grúa, como pasaría con cualquier transporte ilegal, te quitan el vehículo y lo remiten hasta que el titular se presente ante el controlador".

Consultado sobre si hubo alguna comunicación de Uber para avisar formalmente el inicio de actividades, Méndez dijo que no. "Teníamos datos informales de que estaría por comenzar, pero formalmente no hubo nada", afirmó. Y confirmó que la Ciudad mantiene la misma posición anunciada anteriormente por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. Al respecto, el secretario de Transporte aseguró que Uber "no se ha dado de alta como prestador de ningún servicio, lo que plantea que trabajan en la ilegalidad".

Méndez dijo que ven "con preocupación" que Uber no haya comunicado a la Ciudad el inicio de actividades. "Eligieron otro camino, nuestro compromiso es cuidar a la gente y garantizar la seguridad en el transporte público. Los taxis y remises están regulados y eso garantiza la seguridad que queremos dar a los vecinos".

"Siempre estuvimos abiertos al diálogo, pero de momento no tenemos diálogo formal con ellos (Uber). Le hicimos saber los requisitos en su momento", aseveró.

En cuanto a los motivos que tiene la Ciudad para no autorizar el servicio de Uber, Méndez respondió: "Trabajan al margen de la ley, con seguros particulares que no son los adecuados, no tienen cobertura y los vehículos no tienen verificación técnica; desde el punto de vista del servicio, es preocupante".

Además, dijo que desde lo legal "hasta podría implicar el incumplimiento de dos artículos del Código Penal. Uno relacionado con entorpecer los transportes en la Ciudad y brindar un servicio sin cumplir las normas y el otro relacionado con la metodología, con la defraudación a la administración pública". Sobre esto último, dijo que Uber "elude todos los elementos que se requieren para realizar comercio en el país".

En relación a esto último, Méndez sostuvo que "hay un equipo legal trabajando y analizando" una posible presentación judicial. "Tenemos las herramientas para controlarlo, veremos cómo avanza", concluyó.