Por qué las medidas de prevención contra el dengue deben seguir en invierno

El Ministerio de Salud porteño presentó un informe de situación de las enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti. Destacaron que si bien el "pico" de dengue ya pasó la alerta debe continuar

 shutterstock 162
shutterstock 162

La Comisión de Salud de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires fue el escenario donde autoridades del Ministerio de Salud porteño presentaron el informe "Enfermedades Transmitidas Por Mosquito (ETM) en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires".

Según consignó la presentación, en las primeras 13 semanas epidemiológicas se registraron 47.741 casos con sospecha de dengue, de los cuales 22.940 resultaron casos confirmados o probables autóctonos distribuidos en 16 jurisdicciones del país.

Del total de cinco pacientes fallecidos con sospecha de dengue informados, dos corresponden a CABA, uno a Chaco y dos a Salta. Asimismo, todos están siendo investigados para establecer las causas de muerte y el diagnóstico definitivo.

En las primeras 13 semanas de 2016 los casos de dengue en la Argentina resultaron 2,07 veces más que en el mismo período de 2009, año del mayor brote en el país

Otro dato que se desprende del informe tiene que ver con las provincias en las que se registró brote de dengue con transmisión sostenida y las enumeradas fueron: Buenos Aires, CABA, Córdoba, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, Misiones, Salta y Santa Fe.

Así las cosas, en las primeras 13 semanas de 2016 los casos de la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti resultó 2,07 veces superior al mismo período de 2009, año en el que se había registrado el mayor número de casos en la Argentina.

En el marco de la presentación, el viceministro de Salud de la ciudad de Buenos Aires, Daniel Ferrante, destacó que "el pico máximo de afectados por el dengue ya pasó". Aunque insistió en que "si bien habrá menos afectados en las próximas semanas, la gente no debe relajarse y tiene que seguir adoptando las medidas de prevención contra el dengue durante el invierno para que no haya criaderos de mosquitos".

  162
162

Respecto a esto, cabe destacar que en invierno los mosquitos no mueren sino que permanecen como huevos. Si bien cuando viene el frío los mosquitos dejan de ser un tema de preocupación, no quiere decir que no estén. "La ciudad se mantiene infestada por el Aedes aegypti y cuando arranca el calor, esos huevos eclosionan. Y si no se adoptan las medidas preventivas, todos los veranos hablaremos de dengue o de otra enfermedad", remarcó Nicolás Schweigmann, científico de la Facultad de Ciencias Exactas Y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), al destacar la importancia del control de criaderos para evitar la multiplicación del insecto.

La ciudad se mantiene infestada por el Aedes aegypti todo el año y cuando arranca el calor, esos huevos eclosionan

En el informe presentado en la Legislatura se consignó además que nunca antes en la historia de la Ciudad se habían registrado tantos casos autóctonos de dengue.

Para cuidarse, las medidas siguen siendo mantener boca abajo a los elementos que puedan acumular agua, como baldes y tachos y tapar todos los recipientes que contengan agua (como tanques y barriles). Además, se debe cambiar diariamente el agua de los floreros y bebederos de animales, limpiar desagües pluviales y canaletas de las casas al menos una vez por semana, eliminar objetos inservibles que acumulen agua, y reforzar la limpieza en los hogares.