Reuters 163
Reuters 163

La mandataria brasileña, Dilma Rousseff, recibió a un grupo de profesores y estudiantes en el Palacio de Planalto. En el acto denominado en "Defensa de la democracia", la jefa de Estado denunció una conspiración en su contra.

"Estamos aquí para denunciar un golpe", sostuvo la mandataria, quien agregó: "Estamos viviendo momentos decisivos para la democracia de nuestro país". "En los próximos días vamos a demostrar quién honra y respeta la democracia", subrayó.

Y agregó: "El golpe de Estado no es sólo contra mí. Es, sobre todo, contra el proyecto que represento. Esta es la característica más obvia de este tipo de fraude".

A la mandataria se la vio preocupada por su presente y visiblemente acongojada. Sin embargo, manifestó estar fuerte y agradeció el apoyo de sus partidarios: "Gracias por la fuerza que me dan. Estoy fuerte", remarcó.

Tras destacar algunos logros de su gobierno, volvió a referirse a lo que definió como intento de desestabilización y golpe: "Si aún había alguna duda acerca de la estafa y de la farsa, sólo hay que mirar que hay un golpe de Estado en curso. Existen dos jefes del golpe" (en referencia al presidente de Diputados, Eduardo Cunha; y al vicepresidente Michel Temer).

"Existen dos jefes del golpe", dijo en referencia a Cunha y Temer

Por último, pidió: "Estén atentos, manténganse juntos. No entren en provocaciones. No al odio. Estamos por la paz".

LEA MÁS:

Cómo sigue el proceso que podría terminar en el juicio político contra Rousseff

-Cámara de Diputados: el pleno de la Cámara de Diputados empezará el viernes a debatir el juicio político. La votación sería el domingo.

-Votación: se necesitan dos tercios de la Cámara para que el juicio político sea aprobado.

-Senadores: una vez aprobado en Diputados, pasa al Senado, que puede tomarse hasta 10 días para someterlo a votación.

-Votación: con mayoría simple de los senadores, se iniciará el proceso de juicio político contra Dilma Rousseff por mentir sobre el déficit.

-Juicio: si se aprueba, Dilma Rousseff será apartada del cargo durante 180 días mientras el Senado lleva adelante el juicio.

-Veredicto: una vez terminado el proceso de juicio, se necesitan dos tercios del Senado para que la presidente sea destituida.

Cómo está la votación hoy