Hace un mes, en el Hospital Alende murió un paciente que no pudo recibir la atención de un gastroenterólogo 162
Hace un mes, en el Hospital Alende murió un paciente que no pudo recibir la atención de un gastroenterólogo 162

Los hospitales de la Provincia de Buenos Aires atraviesan una situación crítica. Es que, debido a las malas condiciones de trabajo que existen en los establecimientos, resulta cada vez más difícil cubrir las vacantes. Desde el Ministerio de Salud bonaerense buscan soluciones que permitan comenzar a ocupar los puestos para progresivamente revertir el adverso panorama que afecta al sistema de salud.


En este sentido, las áreas más complicadas son las de terapia intensiva, pediatría, neonatología y obstetricia. Actualmente, cuatro servicios bonaerenses no funcionan por falta de personal: la maternidad y neonatología del hospital Fiorito de Avellaneda; el área de pediatría del Perón de esa ciudad; el servicio de anatomía patológica del Alende de Mar del Plata y la terapia intensiva del Meléndez de Adrogué.


Según indicó el Ministerio de Salud bonaerense, hay 300 cupos de especialidades "críticas" que deben ser ocupados en forma "urgente", 57 hospitales "en situación muy crítica" de infraestructura y cuatro que están "destruidos y deberían construirse de nuevo". En el sector, afirman que esta realidad se debe a los problemas edilicios que existen en los establecimientos, así como situaciones de inseguridad y violencia que se viven en esos espacios, y los bajos sueldos que perciben los profesionales.


Desde la cartera provincial afirmaron que es una prioridad ocupar durante este año los puestos correspondientes a los sectores críticos. "Vamos a convocar a los actores del sistema para revisar las condiciones laborales y diagramar un programa de estímulos e incentivos para los profesionales", dijo la ministra de Salud, Zulma Ortiz en declaraciones a Clarín.


La propuesta que lleva adelante Ortiz contempla, además, mejoras en la infraestructura y seguridad y una modificación en la carrera hospitalaria que permita percibir mejores ingresos a quienes cursen estudios de posgrado. También se está trabajando en la gestión de acuerdos con los municipios para contribuir al crecimiento del número de especialistas en el interior, a través del otorgamiento de incentivos tales como el alojamiento.


Un mes atrás, en el Hospital Interzonal Oscar Alende de Mar del Plata (HIGA), la crisis en el sistema público se cobró una víctima. Su directora ya había denunciado las malas condiciones en las que se encontraba el establecimiento que lleva adelante y llegó a enviar una carta a la gobernadora María Eugenia Vidal. Existieron promesas por parte del Ejecutivo, pero la respuesta no llegó a tiempo: durante una noche de marzo, un hombre de 50 años que estaba internado con una hemorragia digestiva alta falleció tras no haber podido recibir la atención de un gastroenterólogo.


LEA MÁS