Esta temporada, en Mar del Plata, una nueva manera de hacer surf acaparó la atención de los viajeros: se trata del surf adaptado, que permite a chicos con capacidades diferentes disfrutar de este deporte sobre las olas.

Bettina Bulgheroni viajó con Puentes de Esperanza hasta la 'La Feliz' para conocer a Lucas Rubiño, el instructor de surf que trabaja con los chicos desde hace más de cinco años, así como también a todos sus alumnos.

Pararse en una tabla y surfear una ola es una tarea difícil y un gran desafío para cualquiera. Sin embargo, personas con discapacidades motrices y cognitivas practican el deporte participando del programa "surf adaptado".

Estas personas se fortalecen ante los prejuicios y adversidades y manejan tablas de surf o longboard adaptadas, andadores y estructuras metálicas diseñadas para practicar el deporte y desafiar las olas del mar.

Son cerca de 35 personas que practican surf en playas como Cabo Corrientes o Punta Mogotes

La iniciativa nació de surfistas reconocidos a nivel nacional, que con el apoyo de la ONG Punto de Encuentro, le dieron forma al proyecto que hoy causa furor en la costa atlántica.

"Venimos desarrollando esto desde hace cinco años con personas con síndrome de down, discapacidades motrices y autistas", dijo Rubiño, surfista y profesor. "Formamos parte de una serie de actividades que se desarrollan, entre ellas el surf para personas de 8 a 50 años, que por tener discapacidades motrices o congénitas no pueden realizar la actividad como cualquier otra persona",

En total son cerca de 35 personas que todas las semanas hacen surf en la pileta cubierta del centro de educación física (CEF) o en playas como Cabo Corrientes, Punta Mogotes o Waikiki.

Y el invierno no es un impedimento para ellos. La actividad se realiza con un grupo de más de 100 colaboradores con el único objetivo de ayudar a quienes más lo necesitam.

Rubiño agregó: "Somos consultados y hasta asesorados por otras personas de la costa y del mundo para poder ir creciendo y avanzando en la incorporación de nuevas técnicas y elementos para hacer sentir más cómodas y seguras a estas personas".

Yo ayudo: la ONG al servicio de los ex combatientes

Fue creada a los efectos de mejorar la calidad de vida a los veteranos y su entorno. Desde su nacimiento ha podido cuidar, contener y auxiliar a todos aquellos que así lo requirieran.

También, colaboran con víctimas de desastres naturales llevando ropa, alimentos no perecederos y en todo lugar donde se los precise.

"Además, tenemos en cuenta que las futuras generaciones son fundamentales para el crecimiento de nuestra gran nación, es por eso que pusimos en práctica el programa 'Malvinas en las escuelas', promoviendo de esta manera la memoria de nuestros niños y jóvenes, para que no se olvide de esta parte de nuestra historia".

Seguilo cada semana en #PuentesdeEsperanza

Twitter: @PdeEsperanza