Una noticia explotó en Europa y sacudió en Sudamérica. Es que hace una semana la Federación Inglesa de Fútbol (FA) emitió un comunicado en el cual acusaba a Martín Demichelis de verse implicado en casos de apuestas ilegales.

Luego de jugar para la Selección y vencer a Bolivia, el marcador central dio la cara, pero practicó una tibia defensa al afirmar que "primero hablaré con los abogados del club, pero diré toda la verdad". Micho, que en junio quedará libre del Manchester City, aceptó la "mala conducta" y de haber cometido 12 infracciones dentro de la Norma E8, que impide a los jugadores hacer apuestas. Las mismas fueron de manera directa e indirecta a través de terceros en la semana del 22 al 28 de enero de este año.

El jugador tenía hasta hoy para responder y ahora se aguarda por

una sanción, que podría ser una multa económica o una inhabilitación deportiva

. Vale mencionar que la Norma E8 de la FA asegura que los futbolistas "no pueden apostar, instruir, permitir, causar o propiciar que ninguna persona apueste sobre el marcador o resultado de partidos de fútbol en todo el mundo".