AFP 162
AFP 162
 Reuters 162
Reuters 162
 Reuters 162
Reuters 162
 Reuters 162
Reuters 162

El fútbol tiene tanta irreverencia en sus sensaciones que el que apabulló debe sentirse triste y aquel que estuvo golpeado en el piso salió fortalecido. Manchester City sufrió mucho en el Parque de los Príncipes, en la apertura de los Cuartos de Final, pero el PSG falló abajo del arco y ahora deberá convivir con el empate 2-2 en Inglaterra.

Quizás uno de los grandes responsables de dejar con vida al elenco inglés sea la figura, Zlatan Ibrahimovic. Falló un penal regalado y también desperdició un increíble mano a mano minutos después. Más allá de que marcó un increíble gol de pavota para emparejar un marcador que abrió Kevin De Bruyne a través de una de las pocas contras que pudieron hilvanar los Ciudadanos en todo el partido.

El segundo tiempo ya comenzó con el City metido dentro de su arco y pasándola mal. El travesaño salvó a Joe Hart en una ocasión, pero quedó expuesto luego de un rechazo corto en un córner que empujó Adrien Rabiot. El PSG pasaba al frente por primera vez en el partido merecidamente y tenía la chance de darle un cachetazo letal.

Pero Fernandinho aprovechó una serie de rebotes adentro del área y, en la segunda llegada de real peligro, terminó dándole a los ingleses un empate que defendieron con uñas y dientes durante la media hora final.

El 2-2 deja muy bien parado al elenco de Sergio Agüero y Nicolás Otamendi, ambos titulares (Ángel Di María dijo presente en el local). Porque si bien el rendimiento fue bajo, los dos tantos anotados de visitante le dan un interesante margen para el partido de vuelta el próximo martes en el Etihad Stadium. Cualquiera de los dos que triunfe en la llave, vivirá su primera vez en la Semifinal de la Champions League.

Estadio: Parque de los Príncipes
Árbitro: Milorad Mazic (Serbia)

  • FIXTURE DE LA CHAMPIONS LEAGUE