Christian Bochichio / Teleshow
Christian Bochichio / Teleshow

Lo que pasó en Combate el lunes 4 de abril nadie se imaginaba que podía suceder. Flor Vigna quedó eliminada del programa. La participante más popular y tricampeona de la competencia estuvo cara a cara con su novio Nicolás Occhiato y finalmente fue ella la que se terminó yendo por primera vez. "Estoy shockeada", confesó en una entrevista con Teleshow a horas de su salida.


"Fui la única participante que estuvo en todos los programas seguidos, algunos se fueron y volvieron a entrar. Era un shock muy grande por eso. Nunca me había ido", dijo Vigna y se lamentó de que esto ocurrió cerca de un día muy especial para los seguidores de Combate: "El 8 de abril se cumplen 500 programas. Me hubiera encantado estar".


Dentro de toda la tristeza por su eliminación, encontró un punto positivo: "Estoy feliz de que Nico, mi novio, se haya quedado. Valió la pena porque él sigue ahí. Mi deseo más grande es que él gane". Por él, seguirá presente en el estudio en cada emisión de Combate. "Voy a seguir yendo. Voy a hinchar por el detrás de cámara".


El apoyo de sus fanáticas también fue fundamental. "Estoy agradecida a las Vignistas", expresó: "Me sentí muy querida. Es tremendo. Durante seis generaciones lograron que nunca me vaya. Fue todo gracias a ellos. Hicieron mucho esfuerzo. Pusieron hasta lo que no tienen para que yo esté feliz y contenta. Son como mi familia".


Aunque quiere volver a Combate en la próxima temporada, también se imagina en otros ciclos de TV. "Me encantaría estar en el Bailando 2016", aseguró. En caso de que llegue a recibir el llamado de Ideas del Sur, ella quiere estar preparada. Ahora en su tiempo libre va a empezar a tomar clases de baile. Actuación también está dentro de lo que quiere hacer y por eso comenzará a formarse en esa área.